Mirar para cuidar

lunes, 3 de junio de 2013

    La ansiedad se convirtió en nerviosismo, la incertidumbre en expectativa. No se sabía qué respuestas habría, apenas se podía dar cuenta de lo que ocurriría. Lo único que verdaderamente se percibía era el compromiso y el deseo de cambiar la realidad. Una realidad teñida por la lógica del neoliberalismo, por la maximización de la ganancia. Tal fue así que Templanza Suramericana se calzó la pechera y salió a controlar los precios de los productos que forman parte del acuerdo firmado entre el gobierno nacional y las principales cadenas de supermercado.

   De la mano de un modelo político con objetivos económicos, sociales y culturales, los compañeros recorrieron las góndolas de los supermercados y le enseñaron a la gente que tiene que mirar para cuidar. De esta manera, haciendo de la militancia la herramienta para la transformación, le cedieron la posta al pueblo. Pues es él quien debe defender sus derechos, sus conquistas, su década ganada y evitar que el monstruo vuelva a pisarlos fuerte. Cristina Kirchner lo advirtió: "Si no se organizan, si no participan, si no cuidan lo que es de ustedes van a venir por ustedes otra vez como lo han hecho a lo largo de toda la historia".

   Una vez más la juventud se puso en marcha alzando la bandera de las convicciones que cimentó Néstor. Con amor involucraron al otro en la lucha, le mostraron que el fantasma de los ´90 sigue pululando en el ambiente y que la clave está en aprender a mirarnos menos el ombligo, en ser menos "yo" y más "nosotros". Es que sólo con unión y organización se podrá dar un giro de tuerca que permita revertir la situación, que permita frenar el abuso de los más poderosos. No se debe olvidar que, como dijo Evita, "nadie puede hacer nada que no quiera el pueblo"








0 comentarios:

 

Página/12

ElArgentino.com