Editoriales de nuestros compañeros

jueves, 19 de febrero de 2015



¿Todos somos todo?

Desde el más sincero deseo de acompañar con el sentimiento a aquella persona o aquel grupo de personas que vivió una situación terrible, nos ponemos en su lugar y exclamamos "todos somos tal o cual" pero; ¿qué va detrás de eso?, ¿a quién o qué contribuimos con ello?
Es muy común, en estos días en donde la tecnología nos permite expresarnos, escribir esta frase, pero ¿cuán sentida es esta frase? Si desde nuestro lugar estamos quietos e inmóviles ante tantos otros sucesos que ocurren día a día, como la falta de inclusión total, la desazón de no tener una sistema judicial rápido y justo, la dIscriminación constante por nacionalidad, clase social o sexo entre tantas otras cosas que ocurren.
Y sin embargo, no salimos a decir,todos somos la mujer golpeada, todos somos los jóvenes que día a día salen a trabajar, todos somos los niños que quieren estudiar. ¿Será porque no genera trending topic (TT)? ¿o porque no genera muchos me gusta? ¿o quizás por que no hay un medio masivo de comunicación que instale estos temas en las redes sociales?
Aún así, cuando realizamos ese acto, nos sentimos que estamos acompañando, aunque claro es, que esto no soluciona ni modifica; sino por el contrario sólo ponemos de relevancia el hecho dramático.
Como en un acto reflejo de dar una moneda, se escribe la frase, sin importar qué o quién llevó a que sucedan las situaciones dramáticas; y a consecuencia de ello terminamos diciendo somos tal, una revista que ironiza sobre una creencia religiosa, o somos un fiscal que durante años no supo desde su profesión encontrar la salida jurídica a tantos años de espera. Ninguna muerte ayuda a solucionar problemas, pero tampoco es garantía de pureza o santidad.
En cambio, ¿cuántos me gusta habría recibido el pedido de justicia de todos los familiares, de las víctimas de once; de los estudiantes mexicanos; de las niñas secuestradas; del pueblo palestino?
Resulta sencillo y menos comprometedor "acompañar" instalando tendencia, o dando me gusta, ya que al finalizar el día, volveremos a casa reconfortados por nuestro estado de bienestar.
En cambio; es más real, sincero y leal construir día a día la patria, porque LA PATRIA SIGUE SIENDO EL OTRO.


0 comentarios:

 

Página/12

ElArgentino.com