Editorial

domingo, 29 de noviembre de 2015

VISION NACIONAL - EDITORIAL I (“Los primeros pasos de un país liberal....”): Utilizan un viejo diccionario económico, de probada ineficacia. Un Borges imaginario, hablando de la derecha y sus propuestas de museo, bien podría decir que son incorregibles...
Responden religiosamene a un decálogo de propuestas ortodoxas, que supimos sufrir en carne propia más de una vez, pero que permaneció cerrado los últimos 12 años. 
Recitan de memoria un manual de estilo añejo, repleto de frases y palabras que empilchan de fiesta, a los términos más oscuros. Reparten las órdenes más terribles, con aires de seriedad y siempre se presentan como los únicos capaces para ordenar el desastre que dejó la fiesta populista.  
Cada vez que el liberalismo fue gobierno en el siglo XX argentino, a través de dictaduras, "fraude patriótico" o entrando a la Rosada en el Caballo de Troya del menemismo; disfrazó sus medidas más crueles, con tecnisismos que al oído de muchos, parecían tan necesarios, como inofensivos.
Y como dice Jorge Alemán, "el neoliberalismo es un crimen perfecto, es una fabrica de subjetividades". Cada medida promete la salvación individual de los que tengan donde refugiarse, cuando estalle por el aire el proyecto colectivo. 
Hace 40 años terminaron de armar las excusas del golpe del '76, destrozando de un trago los números del país y llamaron "sinceramiento", a una devaluación salvaje del 180% y un aumento tarifario del 300. 
El Rodrigazo le declaró la guerra a una Argentina económica, que apenas debía 5 mil millones de dólares, que gozaba de casi pleno empleo, que tenía un 10% de informalidad, casi todos los obreros sindicalizados y en la que el 47% del Producto Bruto Interno, era para los trabajadores. En aquel '75, el paciente no estaba sano, pero estaba muy lejos de terapia intensiva... 
El que redactó el bando del desembarco neoliberal, fue Ricardo Zinn, el número dos de Celestino Rodrigo, en el reino de López Rega. Curiosamente aquel vice ministro era parte del grupo Azcuénaga que comandaba Maria Luisa Martinez de Hoz planificando la caída del gobierno constitucional; luego en la dictadura fue asesor del Palacio de Hacienda; más tarde gerente del grupo Macri y por último, el segundo de Estenssoro en la YPF de Menem.
Zinn fue el encargado de disparar una redistribución de ingresos sin precedentes, a beneficio de los empresarios. La bronca de la derecha, no era por los errores del gobierno popular, sino por los aciertos que sobrevivían a pesar de todo.
En 1977,  la participación de los laburantes en el PBI, retrocedió al 26%. Cuando el neoliberalismo terminó su segunda etapa (Menem-Cavallo-De la Rúa) y Néstor se preparaba para asumir como presidente de la Nación, los trabajadores apenas eran dueños del 22% del resultado de nuestra producción.  
El kirchnerismo se hizo cargo de la herencia neoliberal más negra y reconstruyó el país, sin ajustes y sin tomar nueva deuda: 24% desocupación, 53% de argentinos debajo de la línea de pobreza, 200 mil millones de dólares de deuda externa, default e industria nacional aniquilada.
Pensando en las medidas que lloverán a partir del 10 de diciembre, el gobierno popular deja un 6% de desocupación (180 mil empleos privados registrados, en lo que va del año), la deuda reestructurada en un 94%, un aparato productivo de pie y según el Banco Interamericano de Desarrollo y la Organización de Naciones Unidas, Argentina y Uruguay son los países de América Latina con menor cantidad de pobres e indigentes y con el mayor nivel de igualdad tomando, en cuenta la redistribución de la riqueza.
En lo que va del año, la actividad económica creció más de 2% y las operaciones en supermercados y shoppings, crecieron 2,7%. Las ventas de cemento aumentaron un 8%, las de pinturas un 20%, las de tractores 4,8% y AHORA 12 roza las 20 mil millones de operaciones. 
Aún en las mediciones menos optimistas, la inflación bajó cerca de un 10% en un año; paritarias, jubilaciones y Asignación Universal por Hijo, crecieron entre el 27% y el 32% y el ingreso continúa evolucionando por encima de los precios.
Con esta postal, el que quiera realizar un ajuste en el futuro inmediato, por lo menos tendría que mostrar un panorama, igual o más sombrío que el de mayo de 2003. Y entre aquel terremoto y el presente, hay un abismo. Sin embargo, el ex presidente de Shell, Juan José Aranguren, declaró en su rol de futuro ministro de Energía, que no hay que descartar cortes de energía en el verano y que buscará eliminar “distorsiones" entre lo que se paga en la zona metropolitana y el resto del país por la electricidad. 
Igual que con “sinceramiento” en el Rodrigazo, “distorsión” ahora quiere decir aumentos y los cortes prometidos, serán la excusa perfecta para incrementar los precios. “Las inversiones para mejorar el sistema eléctrico no se han hecho y no se pueden hacer en días a partir del 10 de diciembre”, firmado Aranguren.
Paralelamente, Eduardo Fidanza, uno de los socios de Poliarquía, la consultora de Tagliaferro, el esposo de María Eugenia Vidal, aseguró que “la gente va a estar más dispuesta a resignar salario, si se mantiene el nivel de empleo”. Agregó que es  imperioso, “reducir los costos laborales”, o sea bajar sueldos.
El gran aliado sindical del macrismo, Gerónimo Venegas, fue muy claro respecto de lo que ocurrirá con las negociaciones paritarias: “Será responsabilidad de todos, poner el hombro en la nueva etapa”. 
El “Momo” les reclama a los que dice defender, que aguanten el ajuste, pero no aclara que caída de los ingresos obreros, servirá para que los grandes monopolios recompongan su tasa de ganancias.
Por último, el capital ya trasladó aumentos para armar un colchón de precios, que se anticipe al aumento del dólar y con mucho cinismo, hablan de un “reacomodamiento de precios”. La "Revolución de la alegría", frente a la remarcación preventiva de precios y en la antesala de aumentos tarifarios y devaluación, tiene un perfume muy parecido a "salariazo" y "revolución productiva". 
La megadevaluación soñada (40 o 50%), será una nueva transferencia de recursos, de nuestros bolsillos a las arcas del capital concentrado; una gigantesca caída del salario que obligará a comprar menos bienes y servicios, caerá la demanda y si no hay ventas, habrá recesión y despidos.
Con el verde a 15 o 16, compensarían la caída de las exportaciones, vendiendo menos y recaudando más. 
Los medios de comunicación cómplices, señalan al “atraso cambiario” como el gran culpable y esconden la profunda crisis que somete al norte. Europa no compra aunque lo tientes con una devaluación, no porque la oferta no sea buena, sino porque no tiene un mango…
Renovando el compromiso con su propia historia, Pérez Esquivel le escribió a Macri, aún sabiendo que Cambiemos, "no cambiará". El Premio Nobel de la Paz, le planteó al presidente electo, que "A 10 años de la derrota del ALCA, Argentina no puede rifar los márgenes de soberanía ganados, sometiéndose a la falsa libertad de los nuevos acuerdos de entrega pregonados".
¿Quién hará el trabajo sucio, de implementar todas las medidas antipopulares que Macri negó en campaña? Rogelio Frigerio huyó a Interior, Melconián al Banco Nación y Prat Gay, el que quería ser canciller para no transformarse en el nuevo López Murphy (el ministro que no resistió una cadena nacional), parece que tendrá que operar en un quirófano sin anestesia.
Para completar el cuadro de situación, imaginan un billete de 500 pesos con la cara de Frondizi.  Homenaje de la derecha disfrazada de desarrollista, al que le abrió las puertas a las petroleras multinacionales, olvidándose de “Política y petróleo”; al privatizador del Lisandro De la Torre, para entregarle la carne a Estados Unidos; al que ejecutó el Plan Larkin, para cerrar miles de kilómetros de ferrocarril; al que con “laica o libre”, bastardeó la educación pública y al de la represión del Plan Conintes. 
Después del país paralelo que construyeron los medios durante más de una década, para que millones de argentinos, creyeran vivir en el infierno, apareció el “voto estafa”; algo así como no haber leído la letra chica del contrato, donde aparecían todas las obligaciones y te decían en voz baja, que te quedabas sin derechos…
Con los bolsillos más flacos, el próximo paso será el desencanto. Lo que suceda después, estará en manos de la ratificación o rectificación del rumbo. 
En cuanto al republicanismo que supieron defender, poco queda de aquel discurso. Pretenden llevarse por delante a Gils Carbó, Vanolli, Sabatela y Bauer; transformando una perfecta lógica inconstitucional, en el pretexto indispensable, para arrancar la cacería de brujas: "son militantes kircheristas". 
Mientras tanto, el Partido Judicial encabezado por una Corte Suprema que anda en tres cilindros, acorraló a la ANSES y promete condicionar más fuerte al Parlamento, el poder que hasta las próximas legislativas, no podrá controlar Cambiemos. 
En el plano internacional, adiós América latina, bienvenidas las relaciones carnales. El signo del nuevo tiempo lo pintó Esperanza Aguirre, la ex alcaldesa de Madrid del Partido Popular, cuando felicitó a Mauricio Macri por haber ganado las elecciones: “que este sea el fin del comunismo en Argentina"...
El liberalismo, será ajuste, devaluación y endeudamiento externo, o no será y sus cultores en el presente, no son la excepción. Cuando la democracia cae en manos de las corporaciones, es un "simulacro mediático". 
En los últimos días, la inseguridad del “país infierno” desapareció de la tapa de los diarios. Hoy Lanata se despide, prometiendo volver en 2016 con un programa más light. El futuro no requiere de investigaciones, ni truchas, ni veraderas... 
Decía Marechal en tiempos difíciles, que "ante los acontecimientos que hoy vive nuestra Patria, me declaro un Argentino en estado de esperanza". Pero no se trataba de prender velas para que el lobo, finalmente aprenda la lección de la historia y se convierta en cordero; significaba ponerse de pie para empezar la lucha. 
Alguna vez le preguntaron a Perón, “General, ¿qué piensa hacer para volver al gobierno?” Y el ex presidente contestó: “Yo no haré nada. Todo lo harán mis enemigos”...
Las hipótesis no son alentadoras. Son los primeros pasos de un país liberal....

EDITORIAL II (“Lo mejor de cada casa”): Los elegidos para el primer gabinete macrista, confirmaron el perfume ultraliberal del nuevo gobierno: la ceocracia. 
Cambiemos apretó el acelerador en la dirección ortodoxa esperada, pero lo hizo como si hubiera ganado las elecciones por 20 puntos. Representantes de corporaciones, bancos y nombres dictados al oído por la embajada de Estados Unidos, encabezan el elenco.   
Ya no mandará la política, en la Casa Rosada. Los gerentes del verdadero poder, actuarán como lo hacen desde hace 8 años en la Capital, sin intermediarios. Posiblemente, en uno de esos duelos entre corporaciones, Sanz quedó malherido y su mecenas el grupo Techint, decidió retirarlo del campo de batalla.  
Los periodistas militantes con giro a la derecha, maquillan de “gabinete técnico”, a un equipo casi sin especialistas y con muchos tigres en los que ya no entra una sola mancha. Sin dudas, como dijo el Nano, “Son la aristocracia del barrio. Lo mejor de cada casa”.
Susana Malcorra, la que echó a 400 empleados de Telecom en 2001, viene de ser la jefa de Gabinete de las Naciones Unidas y llega con el guiño del Departamento de Estado norteamericano, para hacerse cargo de la Cancillería.
Prat Gay, será el Ministro de Economía (aunque ahora le pongan otro nombre). Cargo incómodo para un imputado por lavado de activos y fuga de capitales a Suiza, como administrador de la fortuna de Amalita y Pilar Superville.
Melconian al Nación, luego de haber trabajado para el Estado, mano derecha de Cavallo en el Central, cuando en 1982, Mingo estatizó la deuda externa privada y salvó a casi 40 conglomerados económicos nacionales.  
En Energia, Aranguren, el ex CEO de Shell. Imputado por delitos contra el mercado de capitales, luego de comprar 3,5 millones de dólares al HSBC, a 8,40 cuando cotizaba a 7,14. Adquirir semejante volumen, a un valor mayor al de la plaza, generó corrida bancaria y devaluación.
El ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, es un deudor del Banco Nacion por más de 698 mil pesos. El agrodiputado por Formosa y ex vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas, tiene su dieta de diputado nacional embargada.
Con el asesinato de Fuentealba a cuestas, Eugenio Burzaco, por entonces asesor en Seguridad de Sobisch, asumirá como secretario de Seguridad. Su hermano no podrá estar en su asunción, ya que se encuentra imputado y detenido en Estados Unidos, por el escándalo de corrupción en la FIFA.
Jorge Triaca será el primer ministro de Macri, como su padre, el ex titular de la CGT dialoguista con la última dictadura, fue el primer responsable de la cartera laboral, en tiempos de Menem. 
En la segunda presidencia del riojano, Triaca Jr. se desempeñó como consultor en proyectos de "Reforma de la Administración Pública" (1996-1998), a pedido del Ministerio de Economía.
Patricia Bullrich, la que recortó el 13% a jubilados y estatales en como ministra de Trabajo en 2001, estará a cargo de Seguridad. Un puesto liberado de técnicos, pero con mucha carga política, si tenemos en cuenta la relación con Estados Unidos.
Pablo Avelluto, el de los mensajes gorilas e irrespetuosos, fue a Cultura para achicar la grieta. Autor de “Néstor no se murió. Vive en el Paraíso fiscal”, “Los militares hicieron mucho daño. Entre otras cosas nos legaron a Cabandié”, “Y si echamos a todos los docentes y empezamos de nuevo? Ok, no a todos, sólo a los que creen que hacer paros sirve para algo” y “El golpe militar del ’55, es mi golpe preferido”.
Como empresario tiene pasado en Espasa Calpe, Planeta, Estrada y responsable de la unidad de negocios de publicaciones de Torneos y Competencias.
Macri sueña con Sturzenneger, como titular del Banco Central. Un hombre de Menem entre 1995 y 1998, como economista jefe de YPF y luego del del equipo de Cavallo durante la Alianza. Procesado por el megacanje que defraudó al estado por 25 mil millones de dólares, pero zafó cuando la causa prescribió...
Para manejar los medios públicos, aspiran a sentar en el sillón de Bauer al ingeniero Lombardi, funcionario poterño imputado por desvío de fondos de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, hacia la Fundación Pensar.
En el gobierno de De la Rúa, estuvo a cargo de la Secretaría de Turismo y Deportes de la Nación y fue interventor de la Administración de Parques Nacionales.
El Plan Belgrano, quedará en manos del tucumano José Cano. Un plan de infraestructura en el NOA, con presupuesto de 50 mil millones de pesos en cuatro años y otros 10 mil millones de dólares en infraestructura en diez años. Premio para el hombre que mintió “fraude”, poniendo en jaque al sistema democrático, con la complicidad de un juzgado flojo de papeles. 
Francisco Cabrera en Producción. El presidente de la Fundación Pensar, pasó por Hewlett-Packard, Máxima AFJP, fue parte del Grupo Roberts y luego del HSBC.
Carolina Stanley en Desarrollo Social, es la hija del director del Banco Macro, Guillermo Stanley.
Andrés Ibarra es hombre del Grupo Macri, una pieza clave en la privatización del Correo Argentino; un emprendimiento que dejó una deuda de 528 millones de pesos, que aún reclama sin suerte la AFIP.
Rogelio Frigerio, en el ministerio del Interior. Fue secretario de programación económica de Roque Fernández, en el segundo mandato de Menem. 
Esteban Bullrich el ministro de la falta de vacantes, los containers y las aulas durlock porteñas; será el referente educativo nacional.
Un rabino, egresado de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, fue nombrado en Medio Ambiente.
Oscar Ahuad, alias "El milico", a Telecomunicaciones. Al gran amigo de Luciano Benjamín Menéndez, le encargaron herir de muerte a la Ley de Medios. Es el mismo Ahuad, que fue procesado poe un crédito de 60 millones de dólares, cuando estaba al frente de la municipalidad de Corrientes.
Terminando con la línea de ministros, ayer se cayó la CEO de General Motors, que fue pensada para conducir Aerolíneas Argentinas-Austral, Isela Costantini. Parece que el sueldo como funcionaria, no la tentó para dejar la actividad privada.
Claudio Avruj, actual subsecretario de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires, fue designado para conducir la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Entre 1997 y 2007, fue director ejecutivo de la DAIA, como hombre de confianza de Rubén Beraja y enfrentó a los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA, defendiendo la designación del Fino Palacios en la Metropolitana. 
Desde hace tres años, Avruj fue designado al frente del Museo del Holocausto y su hombre de confianza en la entidad, es Guillermo Yanko, actual pareja de Patricia Bullrich.
Se lo recuerda por haber cerrado el Programa de Atención a las Víctimas de Delitos Sexuales y los trabajadores de la subsecretaría lo acusaron de negarse a actualizar los haberes de los trabajadores contratados que se desempeñan en el Parque de la Memoria.
Para la ex SIDE, cuentan que hubo contactos con un viejo conocido de Macri: Miguel Angel Toma. El que ocupó el mismo lugar en tiempos de Duhalde y luego de visitar Washington en 2002, volvió con el libreto de la pista iraní para la causa AMIA. 
Y para el final, el caso Laura Alonso. La diputada no cumplía con los requisitos para la Oficina Anticorrupción, simplemente porque no es abogada, ni cumple con la antigüedad profesional en el Ministerio Público o en el Poder Judicial…
A la distancia pero con mucha agudeza, el Pepe Mujica sintetizó la fragilidad de esta torre de papel. Dijo que hay ciertos “temores” vinculados con la “estabilidad institucional” argentina; porque Cambiemos es un “dibujo político” que mucho le recuerda al gobierno de De la Rúa.

Gustavo Campa

Palabras de Nestor allá por el 2004

viernes, 27 de noviembre de 2015



Palabras de Nestor, 2004, encuentro de la militancia. 

"Tenemos que volver a reconstruir el espacio de los militantes, de los cuadros, tenemos que volver a valorar la política y no queremos que se repita la mecánica casi empresaria de la política que tiende a acordarse de los amigos y de los compañeros para utilizarlos en cuestiones electorales.

No queremos ayudar a conjugar y a que todo el mundo nos diga que sí, a tener tropas “disciplinadas”, como se estila. Queremos tener compañeros que piensen, que nos digan la verdad, que tengan capacidad transgresora, que ayuden a equivocarnos lo menos posible. No queremos más la práctica de un culto al individualismo, a la personalidad y a la teoría del jefe. Esas teorías que tanto daño han hecho a la política argentina y han quebrado su calidad y hasta su propia moralidad los que quisieron llevarlas adelante. Tampoco queremos más generar ese desaliento de que los compañeros, los amigos; donde les toque actuar, sea la fuerza que sea, salen a trabajar políticamente y saben que cuando terminan las elecciones se cierran las puertas del ida y vuelta que deben tener aquellos que son elegidos y aquellos que ayudan a que sean elegidos.

Queremos terminar con la idea del influyente, del “vení conmigo que yo tengo conexiones” para generar el acomodo en la historia, porque eso también quebró la moral de la política, de la práctica, que tanto daño hizo. También cuando hay una masa crítica que piensa, que elabora, que participa, evita que aquellos que tenemos que ir a cumplir responsabilidades nos creamos más de lo que somos y nos olvidemos de dónde venimos y para qué venimos." NK

Ellos hacen olas, van y vienen con los negocios; nosotros, tenemos onda…

jueves, 26 de noviembre de 2015

Ellos hacen olas, van y vienen con los negocios; nosotros, tenemos onda…

 

TRES GOBIERNOS (REVOLUCIONARIOS) ARGENTOS,

EXPLICADOS PARA GUANACOS(ETICAMENTE) ARQUEOLÓGICOS

 

 

Mi querido Alberto: Lamento que no me hayas hecho esta pregunta (¿Qué ondas con Argentina?...) doce años atrás, cuando el peronismo entra a gobernar un país de cuarenta millones de habitantes con un escaso 22% por ciento, y Fidel, después de la jura de Néstor Kirchner, desde las escalinatas de la Facultad de Derecho se echa aquel discurso en homenaje al pueblo argentino “que echó al medio del Océano Pacífico” las políticas neoliberales de América Latina. Los años siguientes hasta la actualidad, desarrollaron al pie de la letra esa agenda, desatada por las masas populares en las calles durante el verano de 2001, con el agregado de la Memoria, la Verdad y la Justicia, que colocó de manera ejemplar en el banquillo a los genocidas de nuestra “generación diezmada”, destacando al país en sitio de honorable privilegio entre los Estados y Sociedades del planeta en materia de Derechos Humanos. Y corriendo a la par: Políticas de Desendeudamiento, Inclusión social, extensión de Derechos, Ciencia y Tecnología, Reindustrialización, todas ellas desarrolladas y combinadasa escalas sociales sin parangón dentro del Mundo actual. Como que habrás visto los dos satélites… Esas dos papalotas cósmicas, obra de científicos y mano de obra  argentos  across the univers… Casi se podría decir, marchamos a contracorriente de lo que viven, pobrecitos, los pueblos europeos y ni se diga el norteamericano, de parte de sus respectivos Estados. Pero es que así semos... Podría seguir abrumando tu paciencia con el relato, inacabable y portentoso, de estas tres presidencias – las de un pareja de militantes de mi generación, la de los Hijos de Trelew, me refiero a Néstor y Cristina – pero mejor lo dejo con cita simbólica al Popol Vuh: los Gemelos (que se ayudan) desnudaron al Gran Guacamayo  hartándolo de guayabas... Léase Capital Financiero Transnacional, Buitresy se ganaron el apoyo fervoroso de los Engendrados empoderados....  Pero vos me lo preguntás en medio de una derrota. Una derrota que es de toda América Latina, no solamente del país de los Argentos. El Imperio acaba de colocar en la Presidencia de la Nación, mediante una manipulación mediática exitosa del voto ciudadano, a una mara de tenedores de bonos defaulteados (asociados a los Buitres y agencias norteamericanas de Inteligencia y Seguridad, preferiblemente ligados a los republicanos y Miami....) El apellido que los preside (Macri) reitera el apellido que financió, bajo el paraguas de la OTAN que a las horas de horas voló a la mierda, los misiles Exocet a la Marina genocida para la horrorosa Guerra de Las Malvinascontra Gran Bretaña. Tanto en aquel momento (1982) como en el actual - más allá de las distancias obvias entre una dictadura Cívico Militar Eclesiástica y una democracia electoral representativa - el Capital Financiero Concentrado de la oligarquía, ha preferido claramente poner en riesgo la Gobernabilidad y/o la Política. Acaba de optar por su propia angurria. Se lanza a la obtención repentina de un gigantesco negocio financiero para la mara Oligárquica,  especulando, por ejemplo, con que el dólar se vaya de 9 a 16 pesos para vender cosechas que hace un año esconden en silo - bolsas… Las deudas siderales contraídas en aquella oportunidad y sucesivas, fue famosamente estatizada. O sea: la hemos pagado trabajadores y pobres de Argentina con tasas de Desocupación escalofríantes y de Pobreza ni se diga.  Entonces y no hace tantopor lo menos dos generaciones no llegaron a conocer lo que significa tener un trabajo estable remunerado.  Lo original del momento es que ahora se preparan para contraer otra con un país tan raro en mundo actual que nos encontramos bordeando el Pleno Empleo. La forma en que se condujeron es transnacional, mantiene una lógica interna precisa y despiadada como se puede ver en la gran prensa internacional globalizada. Partieron de la creación de “masa de acoso” (poderes Judicial y Monopolio Mediático) entre otras artes mediante ocho corridas – golpes bancarios políticamente (virtuosamente) neutralizados por el gobierno de la presidenta Cristina Fernández, y centrada sobre la recta final (Enero de 2015) en la cabeza (Operación psicopolítica Nisman) y en el corazón (Septiembre de 2015) de la masa abierta de resistencia peronista: - lo que en el cotidiano militante se conoce como “transversalidad” y no significa otra cosa que la recuperación kirchneriana de una creación primigenia del coronel Perón en el año 1945, cuando invita al partido Comunista a integrar el gobierno de la Revolución de 1943 - mediante la campaña sucia – derrota de la fórmula Fernández – Sabbattella  en la Provincia de Buenos Aires, y con la complicidad del Clero. Las técnicas disociativas de montaje empleadas nada tienen que envidiar a las del Alto Mando Alemán Nazi combinadas con Trotsky y los suyos, desplegadas desde el imperio periodístico de Randolph Hearst contra la Unión Soviética o la República Española en los años 30.  Pero en este caso, te lo aseguro, no van a servir para escribir ninguna ficción histórica, como lo fue la de la Guerra Fría todavía hoy leída (o peor: re – leída) tal como ellos la guionaron entoncescagándose en millones y millones de anónimas vidas que salvaron a la Humanidad del Fascismo. Todo por una razón muy simple. Esta historia empezó a pasarpara bien de los pueblos de Nuestra Américaen el Siglo XIX con el Dr. Francia; cuando el padre de la revolución en el Paraguay se prohibió a sí mismo el poder militar, para hacerse elegir durante nuestra primer Democracia por los famosos mil diputados elegidos a su vez en cada caserío. Nuestro compañero Néstor -  a su turno - se prohibió reprimir la protesta social, en lo que de plano será considerado por nuestros nietos la única Revolución no consumida, consumada en la República Argentina. Vamos, mi querido Alberto, no es necesario que te lo diga Nada fue magia sino por obra y gracia de ese principio de organización – conducción política que cualquiera de mis maestros guanacos no ignora: la Primacía Moral de las Obligaciones sobre los Derechos. Para concluir: Hemos sido derrotados pero con esta particularidad: el 49% de la población – virtualmente la mitad del país – decidió apoyar con su voto personal el Proyecto Nacional,  Popular y Democrático. Así que estamos claros y contestes a más no poder. Uno de mis jóvenes compañeros registró el de una anciana de 101 años. Me ahorro cualquier otra nota de color. Me quedo con los cipotes que en una ciudad como ésta, donde fuimos vencidos, irrumpieron durante la noche del Domingo (22 de noviembre) por las propias a las calles, apenas conocidas las primeras cifras (daban un 10% de diferencia, que luego se achicó a un 2% si no menos con el recuento final para dentro de dos días) salieron a las calles como te decía más claros que los más empirigotados politólogos: “Macri/Basura/ Vos sos la Dictadura”... O las dos viejitas, durante la mañana del Lunes, que se cruzó mi amigo Chalo en el tren al Conurbano, repleto el vagón de “ojos llorosos”.  “No se preocupe – dijo a una palmeando su espalda– Defenderemos uno por uno nuestros derechos”. “Lo vamos a echar a patadas” – sintetizó la otra… Que apuntan a otra “excepcionalidad” del procesoEl tipo está procesado por escuchas ilegales y complot desde sus funciones como gobernante.  Y será Presidente (por lo que te pido que cada vez que lo nombres como periodista, tu sabes: el procesado presidente de Argentina...) del primer Partido Oligárquico, para un país sumido de repente en el colmo de la anti – política. En otras palabras, atendido por sus propios dueños. Pero esta lucha sigue. Porque al fin y al cabo, a los hijos de estas tierras y más si pobres y más si organizados, les gusta tocarle los güevos al Tigre (que no es de papel) Defender cada uno de nuestros derechos como decía Evita: “Con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes”.  Por eso es que, digo, la historia de los Hijos del Bicentenario recién empieza. Los que acaban de ganar hacen olas. Van y vienen con los negocios. Nosotros, tenemos onda... Para qué más si cada uno piensa distinto pero todos creemos a pie juntillas en lo mismo y, fanáticos del Amor y de la Igualdad, nos entendemos hasta por señas. 

Hasta aquí, sucinta pues, la longitud de frecuencia de tres gobiernos (revolucionarios) Argentos, explicados para Guanacos (éticamente) arqueológicos. 

Y un abrazo. 

                    NICOLÁS DOLJANIN



VISION NACIONAL - EDITORIAL ("Síndrome de Estocolmo")

domingo, 1 de noviembre de 2015

VISION NACIONAL - EDITORIAL ("Síndrome de Estocolmo"): 23 de agosto de 1973. Jan Olsson ingresó armado a una sucursal del Kreditbanken, en el centro de la capital sueca. Soñaba con salir del banco, con un par de millones de coronas en el bolso. Pero todo se complicó.  Dos policías intentaron detenerlo y el ladrón hirió a uno de ellos.
Olson se atrincheró en el banco, tomó a cuatro rehenes y a partir de ese día, el mundo habla de síndrome de Estocolmo. 
Los que habían perdido su libertad y quedaron a merced del hombre armado, los que obedecían sin chistar al tipo que tomó las riendas el poder a punta de pistola; creyeron que su captor era mucho más confiable, que los que prometían liberarlos. 
Esa extraña relación de complicidad y sumisión, ese fuerte vínculo afectivo con el enemigo, nace de una promesa central del amo: "A partir de ahora sos mi esclavo, pero tranquilo, no te voy a matar. Soy el nuevo dueño de tu vida, pero prometo que no te voy a ejecutar".
Crece un extraño sentimiento positivo que despierta el que somete, porque a pesar de robarte por un rato o para siempre, valores indispensables como libertad, identidad o el significado de independencia y soberanía; el poder asegura que no habrá violencia. Ni un solo tiro, si se respeten todas las reglas de juego que impone el dueño.
El Síndrome de Estocolmo es una respuesta, que la vulnerabilidad maneja a control remoto en situaciones límites. La gratitud para el que se quedó con todo lo que te pertenecía (patria, sueños, proyecto colectivo), es el precio que algunos están dispuestos a pagar, para seguir conservando lo que en ese momento se convirtió en un privilegio: la vida.
En términos políticos y pensando puntualmente en la Argentina, el poder jura que el que habla de liberación, en realidad te propone dar un salto al vacío.  
Con todos los medios a su disposición, repite las 24 horas, los siete días de la semana, los 12 meses del año…, que hay que temer del que promete rescatarte del infierno.
A millones de argentinos, alguien les hizo creer a través de la construcción cotidiana de un país paralelo, que desde 2003, viven en ese infierno. 
La oposición miente; una parte de la familia judicial, sentencia que ese engaño es verdad y la Argentina mediática, modifica tu vida con falsos datos que ella imprime con valor documental.
En 2015 y ante la necesidad electoral, las tapas convirtieron en asesinos a la presidenta, a su jefe de Gabinete y a Milagro Sala. Como si esto fuera poco, juraron que Máximo y Nilda Garré, tenían una cuenta secreta de capitales iraníes y Kicillof cobraba 400 mil pesos de YPF. La frutilla del postre, el disparo que impactó en el centro del corazón del sistema, fue la sobreactuación infame de fraude en Tucumán. 
Primero la denuncia de toda la oposición política encabezada por Macri. Después un tribunal incompetente se dispuso a congelar la voluntad popular, por primera vez en los 32 años de la nueva democracia.
Pasaron 60 días de aquello y casualmente en la elección presidencial tucumana, el FPV se impuso con el 48,54% de los votos, contra el 26,84 de Cambiemos. 
Si ayer hubo fraude, como gritó la foto de familia con Mauricio, Ernesto, Margarita y compañía, realmente es muy raro que la provincia no se rebele y mucho más extraño aún, es que se repita la diferencia de 200 mil votos, de la elección que ganó Manzur.  
Al mismo juego pretendió jugar De Angelis en Entre Ríos, pero al pastorcito ya nadie le cree…
Los diarios que fueron comparsa del poder desde la asunción de Néstor, ayer a la mañana comenzaron a escribir el último capítulo de esta historia, festejando el ingreso de Griesa a la campaña electoral. 
La Nación tituló default y aplaudió en tapa al juez de Nueva York, por elevar el monto de la deuda usuraria con los buitres, a 8 mil millones de dólares.
Hoy la tapa de Perfil, promete verdes para todos y todas: "Si gana, Macri irá al exterior antes de asumir para levantar el cepo al dólar. Su equipo económico planea volver a los mercados y captar un colchón de divisas".  Por supuesto, que el escudo mediático no es la única causa de los resultados, de un muy sorpresivo 25 de octubre. La lista de hechos y actores que entraron en escena, claro que es demasiado larga. 
A una semana del comicio, el fuego cruzado todavía motiva hipótesis interminables y deja demasiadas preguntas sin respuesta. Aciertos y errores, de unos y otros, dejaron al campo nacional al borde del precipio. 
El resultado de ese río revuelto, convirtió a la campaña en una verdadera conspiración contra la verdad. 
Millones de beneficiados, por cada uno de los derechos que hace 12 años no teníamos derecho soñar, ignoraron el propio balance de sus vidas. 
Y a través de los medios y por encargo del establishment, aparecen impermeables a la razón y al sentido común.   
Entre los 8 millones de votos que recibió Cambiemos, no cabe duda que hay muchos asalariados que comprobaron en carne propia, que el FPV colocó al poder de compra de los trabajadores, como locomotora del ciclo económico. 
Sin embargo, optaron por el espacio que habló en campaña de “paritarias fascistas”. 
¿Suicidio? No... Le mintieron tanto, que ya no sabe de quién y cuándo, tiene defenderse. Son rehenes enamorados del amo, como aquellos del banco de Estocolmo.
Más ejemplos. En el voto a Macri, hubo argentinos que se llenaron la boca en los últimos tres años, hablando de inflación y sin embargo, votaron al sector que aumentó un 740% Alumbrado, Barrido y Limpieza. Votaron a los que auspician devaluación, levantamiento del cepo sin anestesia y por consiguiente, dolarización de la economía cotidiana.
Habrá ese mismo contexto, ciudadanos preocupados por la deuda externa, que a pesar de su posición, optaron por la propuesta política que triplicó la deuda en la ciudad que gobierna y sostuvieron como candidato a presidente, al hijo de un grupo económico que se salvó en 1982, con la estatización de sus obligaciones en dólares. Los responsables fueron, Cavallo (presidente de aquel Banco Central) y Melconian (jefe del departamento de deuda externa del mismo banco). 
También debe haber dueños de Pymes, laburantes de Pymes y proveedores de Pymes, que increíblemente votaron al que promete libertad de comercio; apertura de los mercados que terminaría con cientos de miles de pequeños emprendimientos, como sucedió con Martínez de Hoz y como pasó con Mingo.
Sin dudas, hubo jubilados en el voto a Macri y seguramente, alguno de ellos fue uno de los 3 millones que lograron el beneficio, sin tener todos los aportes. Y ese sector optó en Capital, por una candidata a diputada que en 2001 les sacó el 13%.  Y además, votaron un partido que eligió como heredero de Macri en la Ciudad , al dirigente que destrozó el PAMI en tiempos de la Alianza.
Claro que entre los votantes de Cambiemos, hubo beneficiados por la Asignación Universal por Hijo. Esos argentinos decidieron su voto, sin reparar que los economistas del PRO, hablan de desfinanciar al Estado, eliminando las retenciones. Y tampoco les importó, que uno de sus más importantes referentes, señalara que el destino de esos planes era “la canaleta del juego y la droga” y que otro asegurara que “las chinitas de su provincia”, se embarazaban “para cobrar una platita”.  
Hubo docentes, pero parece que cuando enfrentaron a las urnas, no pesaron ni la falta de miles de vacantes, ni las aulas containers, ni el 0800 de persecución ideológica, ni los descuentos por los días de paro, ni la mordaza que les impide hacer declaraciones públicas, ni el monumental aumento de los subsidios a las escuelas privadas. 
Entre los votantes macristas, seguramente hubo homosexuales que en lugar de optar por el sector que posibilitó que hoy puedan casarse o elegir su identidad; lo hicieron a nivel nacional, por el que cuando era presidente de Boca, dijo que eran "víctimas de una desviación", que "no eran son cien por cien normales" y en la provincia de Buenos Aires, apoyaron a una militante del Opus Dei.
Tenemos a usuarios del subte, que votaron al que aumentó la tarifa más de un 300%; al que cambió metrobuses por 10 kilómetros de subte anuales y al que encabezó un negociado tan vergonzante como millonario, comprando chatarra al Metro de Madrid.
Hubo parejas que soñaron con un tratamiento de fertilización asistida y votaron por los operadores de la medicina privada, que en el Congreso se opusieron a la ley. 
También porteños sin vivienda, que votaron al que prometió construir 10 mil unidades por año y solo hizo 350 en dos períodos de gestión.
Por supuesto, que hubo médicos en el voto PRO; pero parece que ni la represión en el Borda, ni la promesa incumplida de un hospital en Lugano o restarle presupuesto al Garrahan, importan demasiado.
Un montón de argentinos, votaron a la oposición empujados por las denuncias de corrupción contra el Gobierno nacional. Pero en esa sintonía, extrañamente optaron por un hombre que rescató la Corte Suprema menemista, en la causa por contrabando de autopartes y al grupo económico que dejó en el Correo, un muerto de 430 millones de pesos.    Todos los ciudadanos que le entregaron a Cambiemos el gobierno de Morón, parece que no recordaron quién fue el cómplice de Rousselot en el histórico negociado de las cloacas.
Posiblemente también, alguien que haya aplaudido a Néstor, cuando dijo que la disyuntiva era políticos o gerentes en la Casa Rosada , ahora votó por el candidato que en el último Coloquio de IDEA, sostuvo que el año que viene, regresará con su gabinete para poder acordar la política económica, con los empresarios.
Habrá votos de Cambiemos, entre trabajadores de YPF y Aerolíneas, beneficiarios de Procrear y Progresar, usuarios del Ferrocarril y padres que vacunaron a sus hijos con alguna de las 19 gratuitas. Habrá argentinos amnésicos que no se acuerdan de Iron Mountain, Niembro, los 82 medios estafados con pautas que nunca recibieron, las inundaciones de 2013, las escuchas telefónicas, la brutalidad de la UCEP , el Fino Palacios, 130 leyes vetadas o los pibes calcinados en un taller clandestino de Flores…
La lista es tan grande, como la brecha que existe entre la mano que les dio de comer y los grupos económicos que en el pasado, les sacaron la comida de la boca. Pero en el fondo, muchos de ellos son víctimas de un cerco informativo, solo comparable con los efectos del periodismo al servicio de la última dictadura. 
A millones de argentinos, les arrancaron la posibilidad de identificar al enemigo y los transformaron en seres indefensos. Como decía Malcom X, los medios de comunicación, “te harán amar al opresor y odiar al oprimido”.
Para colmo de males, el pasado y la memoria, son tesoros que la derecha devaluó por necesidad, apostando al país amnésico. La "restauración conservadora" necesita que sus prontuarios, vuelvan a convertirse en curriculums. Pero la diferencia entre el que no puede recordar y el que no está dispuesto a mirarse al espejo, es que el segundo no quiere enfrentar su peor imagen (bancando golpes militares, susurrando "algo abran hecho", gozando del "deme dos" de la plata dulce y de las bondades individuales del uno a uno, en la convertibilidad).
Mientras los festejos aún no habían terminado, el lobo se sacó demasiado pronto el traje de cordero. Vidal empezó a hablar de un ex gerente de Monsanto, Leonardo Sarquís, como titular de agricultura. El lunes, la Bolsa subió el 4% y bajó el Riesgo País.
Por esas horas, la prensa económica comenzó a plantear que cuatro fondos de inversión de Estados Unidos, le prestarían 10 mil millones de dólares a Macri, para que en el primer año de su hipotético gobierno, inunde de espejismos el bolsillo de la clase media. 
En la misma sintonía, apareció la derecha brasileña con Aécio Neves, pidiéndole a Cambiemos que termine con el “bolivarianismo en América latina”.
Luego, Michetti anunció un tarifazo pensando en el fin de los subsidios, Melconian habló de una devaluación del 60% y la prensa hegemónica tiró que Scioli se bajaba de la segunda vuelta.
Poco después, Jorge Macri dijo que no puede vivir con 80 lucas, arremetieron las declaraciones del director de Ciencia y Tecnología de la Ciudad de Buenos Aires, Carlos Melo, puso en estado de alerta al mundo científico: "Tiene que ganar más, solo el que publica en las principales revistas cientìficas del exterior. ¿No publicaste en Science? Mala suerte, es la vida”.
Desde su bondad, posiblemente producto de su indefensión, quizás fruto de su inmadurez o víctima de una falla en su ADN, el sistema democrático permite que sus detractores, también puedan ser electos.
Los que colaboraron o fueron cómplices, de los que mataron la Constitución cada vez necesitaron hacerlo en el siglo XX, fueron legitimados a través de listas donde brillan sus herederos. 
Mientras tanto, los bárbaros, los autoritarios, los antidemocráticos, acataron el veredicto popular y honraron la decisión del pueblo en distritos claves.
Mario Benedetti sentenció que la clase media, era “medio rica y medio culta”. Que “entre lo que cree ser y lo que es, media una distancia medio grande” y que “desde el medio, mira medio mal, a los negritos, a los ricos, a los sabios, a los locos y a los pobres”. 
La equidistancia disfrazada de justa, empuja a los puros, a los neutrales, a ser indefectiblemente funcionales a los intereses de su enemigo. 
No existe la objetividad, existe un valor muchísimo más fuerte: la honestidad. Y cuando está en juego el futuro de los que menos tienen, el que cree que puede permanecer en blanco, el que apuesta a “cuanto peor, mejor”, está condenando por izquierda, a los millones de indefensos que dice defender.  
Volviendo al principio de esta historia, al robo del banco de la capital sueca del 23 de agosto de 1973, al Síndrome de Estocolmo, al amor repentino de los esclavos por sus amos y al miedo por los que peleaban por liberarlos; la pesadilla terminó 5 días después.
La policía entró al edificio con gases lacrimógenos y en media hora, los ladrones se rindieron. Y a pesar que pronosticaban, una larga lista de muertos y heridos, todos, secuestradores y secuestrados, salieron ilesos.
Los rehenes pidieron clemencia por Olson, se negaron a declarar en contra del delincuente y lo ayudaron a pagar los honorarios de su abogado defensor…
En la pelea del 22 de noviembre, unos votarán pensando en las bombas, los fusilamientos y los desaparecidos y otros, soñando con el fin de los juicios y otra noble amnistía.
Muchos votarán mal, como lo hacen cada vez que les va bien (diría Jauretche) y otros meterán el sobre en la urna, pensando que el futuro debe ser exclusivamente “industria nacional”. 
El 22 de noviembre subirán al ring, los que piensan que “la patria es el otro”, para enfrentar a los que están convencidos que la patria no existe, porque el otro no existe…


Gustavo Campana
- Periodista

 

Página/12

ElArgentino.com