Editorial

domingo, 29 de noviembre de 2015

VISION NACIONAL - EDITORIAL I (“Los primeros pasos de un país liberal....”): Utilizan un viejo diccionario económico, de probada ineficacia. Un Borges imaginario, hablando de la derecha y sus propuestas de museo, bien podría decir que son incorregibles...
Responden religiosamene a un decálogo de propuestas ortodoxas, que supimos sufrir en carne propia más de una vez, pero que permaneció cerrado los últimos 12 años. 
Recitan de memoria un manual de estilo añejo, repleto de frases y palabras que empilchan de fiesta, a los términos más oscuros. Reparten las órdenes más terribles, con aires de seriedad y siempre se presentan como los únicos capaces para ordenar el desastre que dejó la fiesta populista.  
Cada vez que el liberalismo fue gobierno en el siglo XX argentino, a través de dictaduras, "fraude patriótico" o entrando a la Rosada en el Caballo de Troya del menemismo; disfrazó sus medidas más crueles, con tecnisismos que al oído de muchos, parecían tan necesarios, como inofensivos.
Y como dice Jorge Alemán, "el neoliberalismo es un crimen perfecto, es una fabrica de subjetividades". Cada medida promete la salvación individual de los que tengan donde refugiarse, cuando estalle por el aire el proyecto colectivo. 
Hace 40 años terminaron de armar las excusas del golpe del '76, destrozando de un trago los números del país y llamaron "sinceramiento", a una devaluación salvaje del 180% y un aumento tarifario del 300. 
El Rodrigazo le declaró la guerra a una Argentina económica, que apenas debía 5 mil millones de dólares, que gozaba de casi pleno empleo, que tenía un 10% de informalidad, casi todos los obreros sindicalizados y en la que el 47% del Producto Bruto Interno, era para los trabajadores. En aquel '75, el paciente no estaba sano, pero estaba muy lejos de terapia intensiva... 
El que redactó el bando del desembarco neoliberal, fue Ricardo Zinn, el número dos de Celestino Rodrigo, en el reino de López Rega. Curiosamente aquel vice ministro era parte del grupo Azcuénaga que comandaba Maria Luisa Martinez de Hoz planificando la caída del gobierno constitucional; luego en la dictadura fue asesor del Palacio de Hacienda; más tarde gerente del grupo Macri y por último, el segundo de Estenssoro en la YPF de Menem.
Zinn fue el encargado de disparar una redistribución de ingresos sin precedentes, a beneficio de los empresarios. La bronca de la derecha, no era por los errores del gobierno popular, sino por los aciertos que sobrevivían a pesar de todo.
En 1977,  la participación de los laburantes en el PBI, retrocedió al 26%. Cuando el neoliberalismo terminó su segunda etapa (Menem-Cavallo-De la Rúa) y Néstor se preparaba para asumir como presidente de la Nación, los trabajadores apenas eran dueños del 22% del resultado de nuestra producción.  
El kirchnerismo se hizo cargo de la herencia neoliberal más negra y reconstruyó el país, sin ajustes y sin tomar nueva deuda: 24% desocupación, 53% de argentinos debajo de la línea de pobreza, 200 mil millones de dólares de deuda externa, default e industria nacional aniquilada.
Pensando en las medidas que lloverán a partir del 10 de diciembre, el gobierno popular deja un 6% de desocupación (180 mil empleos privados registrados, en lo que va del año), la deuda reestructurada en un 94%, un aparato productivo de pie y según el Banco Interamericano de Desarrollo y la Organización de Naciones Unidas, Argentina y Uruguay son los países de América Latina con menor cantidad de pobres e indigentes y con el mayor nivel de igualdad tomando, en cuenta la redistribución de la riqueza.
En lo que va del año, la actividad económica creció más de 2% y las operaciones en supermercados y shoppings, crecieron 2,7%. Las ventas de cemento aumentaron un 8%, las de pinturas un 20%, las de tractores 4,8% y AHORA 12 roza las 20 mil millones de operaciones. 
Aún en las mediciones menos optimistas, la inflación bajó cerca de un 10% en un año; paritarias, jubilaciones y Asignación Universal por Hijo, crecieron entre el 27% y el 32% y el ingreso continúa evolucionando por encima de los precios.
Con esta postal, el que quiera realizar un ajuste en el futuro inmediato, por lo menos tendría que mostrar un panorama, igual o más sombrío que el de mayo de 2003. Y entre aquel terremoto y el presente, hay un abismo. Sin embargo, el ex presidente de Shell, Juan José Aranguren, declaró en su rol de futuro ministro de Energía, que no hay que descartar cortes de energía en el verano y que buscará eliminar “distorsiones" entre lo que se paga en la zona metropolitana y el resto del país por la electricidad. 
Igual que con “sinceramiento” en el Rodrigazo, “distorsión” ahora quiere decir aumentos y los cortes prometidos, serán la excusa perfecta para incrementar los precios. “Las inversiones para mejorar el sistema eléctrico no se han hecho y no se pueden hacer en días a partir del 10 de diciembre”, firmado Aranguren.
Paralelamente, Eduardo Fidanza, uno de los socios de Poliarquía, la consultora de Tagliaferro, el esposo de María Eugenia Vidal, aseguró que “la gente va a estar más dispuesta a resignar salario, si se mantiene el nivel de empleo”. Agregó que es  imperioso, “reducir los costos laborales”, o sea bajar sueldos.
El gran aliado sindical del macrismo, Gerónimo Venegas, fue muy claro respecto de lo que ocurrirá con las negociaciones paritarias: “Será responsabilidad de todos, poner el hombro en la nueva etapa”. 
El “Momo” les reclama a los que dice defender, que aguanten el ajuste, pero no aclara que caída de los ingresos obreros, servirá para que los grandes monopolios recompongan su tasa de ganancias.
Por último, el capital ya trasladó aumentos para armar un colchón de precios, que se anticipe al aumento del dólar y con mucho cinismo, hablan de un “reacomodamiento de precios”. La "Revolución de la alegría", frente a la remarcación preventiva de precios y en la antesala de aumentos tarifarios y devaluación, tiene un perfume muy parecido a "salariazo" y "revolución productiva". 
La megadevaluación soñada (40 o 50%), será una nueva transferencia de recursos, de nuestros bolsillos a las arcas del capital concentrado; una gigantesca caída del salario que obligará a comprar menos bienes y servicios, caerá la demanda y si no hay ventas, habrá recesión y despidos.
Con el verde a 15 o 16, compensarían la caída de las exportaciones, vendiendo menos y recaudando más. 
Los medios de comunicación cómplices, señalan al “atraso cambiario” como el gran culpable y esconden la profunda crisis que somete al norte. Europa no compra aunque lo tientes con una devaluación, no porque la oferta no sea buena, sino porque no tiene un mango…
Renovando el compromiso con su propia historia, Pérez Esquivel le escribió a Macri, aún sabiendo que Cambiemos, "no cambiará". El Premio Nobel de la Paz, le planteó al presidente electo, que "A 10 años de la derrota del ALCA, Argentina no puede rifar los márgenes de soberanía ganados, sometiéndose a la falsa libertad de los nuevos acuerdos de entrega pregonados".
¿Quién hará el trabajo sucio, de implementar todas las medidas antipopulares que Macri negó en campaña? Rogelio Frigerio huyó a Interior, Melconián al Banco Nación y Prat Gay, el que quería ser canciller para no transformarse en el nuevo López Murphy (el ministro que no resistió una cadena nacional), parece que tendrá que operar en un quirófano sin anestesia.
Para completar el cuadro de situación, imaginan un billete de 500 pesos con la cara de Frondizi.  Homenaje de la derecha disfrazada de desarrollista, al que le abrió las puertas a las petroleras multinacionales, olvidándose de “Política y petróleo”; al privatizador del Lisandro De la Torre, para entregarle la carne a Estados Unidos; al que ejecutó el Plan Larkin, para cerrar miles de kilómetros de ferrocarril; al que con “laica o libre”, bastardeó la educación pública y al de la represión del Plan Conintes. 
Después del país paralelo que construyeron los medios durante más de una década, para que millones de argentinos, creyeran vivir en el infierno, apareció el “voto estafa”; algo así como no haber leído la letra chica del contrato, donde aparecían todas las obligaciones y te decían en voz baja, que te quedabas sin derechos…
Con los bolsillos más flacos, el próximo paso será el desencanto. Lo que suceda después, estará en manos de la ratificación o rectificación del rumbo. 
En cuanto al republicanismo que supieron defender, poco queda de aquel discurso. Pretenden llevarse por delante a Gils Carbó, Vanolli, Sabatela y Bauer; transformando una perfecta lógica inconstitucional, en el pretexto indispensable, para arrancar la cacería de brujas: "son militantes kircheristas". 
Mientras tanto, el Partido Judicial encabezado por una Corte Suprema que anda en tres cilindros, acorraló a la ANSES y promete condicionar más fuerte al Parlamento, el poder que hasta las próximas legislativas, no podrá controlar Cambiemos. 
En el plano internacional, adiós América latina, bienvenidas las relaciones carnales. El signo del nuevo tiempo lo pintó Esperanza Aguirre, la ex alcaldesa de Madrid del Partido Popular, cuando felicitó a Mauricio Macri por haber ganado las elecciones: “que este sea el fin del comunismo en Argentina"...
El liberalismo, será ajuste, devaluación y endeudamiento externo, o no será y sus cultores en el presente, no son la excepción. Cuando la democracia cae en manos de las corporaciones, es un "simulacro mediático". 
En los últimos días, la inseguridad del “país infierno” desapareció de la tapa de los diarios. Hoy Lanata se despide, prometiendo volver en 2016 con un programa más light. El futuro no requiere de investigaciones, ni truchas, ni veraderas... 
Decía Marechal en tiempos difíciles, que "ante los acontecimientos que hoy vive nuestra Patria, me declaro un Argentino en estado de esperanza". Pero no se trataba de prender velas para que el lobo, finalmente aprenda la lección de la historia y se convierta en cordero; significaba ponerse de pie para empezar la lucha. 
Alguna vez le preguntaron a Perón, “General, ¿qué piensa hacer para volver al gobierno?” Y el ex presidente contestó: “Yo no haré nada. Todo lo harán mis enemigos”...
Las hipótesis no son alentadoras. Son los primeros pasos de un país liberal....

EDITORIAL II (“Lo mejor de cada casa”): Los elegidos para el primer gabinete macrista, confirmaron el perfume ultraliberal del nuevo gobierno: la ceocracia. 
Cambiemos apretó el acelerador en la dirección ortodoxa esperada, pero lo hizo como si hubiera ganado las elecciones por 20 puntos. Representantes de corporaciones, bancos y nombres dictados al oído por la embajada de Estados Unidos, encabezan el elenco.   
Ya no mandará la política, en la Casa Rosada. Los gerentes del verdadero poder, actuarán como lo hacen desde hace 8 años en la Capital, sin intermediarios. Posiblemente, en uno de esos duelos entre corporaciones, Sanz quedó malherido y su mecenas el grupo Techint, decidió retirarlo del campo de batalla.  
Los periodistas militantes con giro a la derecha, maquillan de “gabinete técnico”, a un equipo casi sin especialistas y con muchos tigres en los que ya no entra una sola mancha. Sin dudas, como dijo el Nano, “Son la aristocracia del barrio. Lo mejor de cada casa”.
Susana Malcorra, la que echó a 400 empleados de Telecom en 2001, viene de ser la jefa de Gabinete de las Naciones Unidas y llega con el guiño del Departamento de Estado norteamericano, para hacerse cargo de la Cancillería.
Prat Gay, será el Ministro de Economía (aunque ahora le pongan otro nombre). Cargo incómodo para un imputado por lavado de activos y fuga de capitales a Suiza, como administrador de la fortuna de Amalita y Pilar Superville.
Melconian al Nación, luego de haber trabajado para el Estado, mano derecha de Cavallo en el Central, cuando en 1982, Mingo estatizó la deuda externa privada y salvó a casi 40 conglomerados económicos nacionales.  
En Energia, Aranguren, el ex CEO de Shell. Imputado por delitos contra el mercado de capitales, luego de comprar 3,5 millones de dólares al HSBC, a 8,40 cuando cotizaba a 7,14. Adquirir semejante volumen, a un valor mayor al de la plaza, generó corrida bancaria y devaluación.
El ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, es un deudor del Banco Nacion por más de 698 mil pesos. El agrodiputado por Formosa y ex vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas, tiene su dieta de diputado nacional embargada.
Con el asesinato de Fuentealba a cuestas, Eugenio Burzaco, por entonces asesor en Seguridad de Sobisch, asumirá como secretario de Seguridad. Su hermano no podrá estar en su asunción, ya que se encuentra imputado y detenido en Estados Unidos, por el escándalo de corrupción en la FIFA.
Jorge Triaca será el primer ministro de Macri, como su padre, el ex titular de la CGT dialoguista con la última dictadura, fue el primer responsable de la cartera laboral, en tiempos de Menem. 
En la segunda presidencia del riojano, Triaca Jr. se desempeñó como consultor en proyectos de "Reforma de la Administración Pública" (1996-1998), a pedido del Ministerio de Economía.
Patricia Bullrich, la que recortó el 13% a jubilados y estatales en como ministra de Trabajo en 2001, estará a cargo de Seguridad. Un puesto liberado de técnicos, pero con mucha carga política, si tenemos en cuenta la relación con Estados Unidos.
Pablo Avelluto, el de los mensajes gorilas e irrespetuosos, fue a Cultura para achicar la grieta. Autor de “Néstor no se murió. Vive en el Paraíso fiscal”, “Los militares hicieron mucho daño. Entre otras cosas nos legaron a Cabandié”, “Y si echamos a todos los docentes y empezamos de nuevo? Ok, no a todos, sólo a los que creen que hacer paros sirve para algo” y “El golpe militar del ’55, es mi golpe preferido”.
Como empresario tiene pasado en Espasa Calpe, Planeta, Estrada y responsable de la unidad de negocios de publicaciones de Torneos y Competencias.
Macri sueña con Sturzenneger, como titular del Banco Central. Un hombre de Menem entre 1995 y 1998, como economista jefe de YPF y luego del del equipo de Cavallo durante la Alianza. Procesado por el megacanje que defraudó al estado por 25 mil millones de dólares, pero zafó cuando la causa prescribió...
Para manejar los medios públicos, aspiran a sentar en el sillón de Bauer al ingeniero Lombardi, funcionario poterño imputado por desvío de fondos de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, hacia la Fundación Pensar.
En el gobierno de De la Rúa, estuvo a cargo de la Secretaría de Turismo y Deportes de la Nación y fue interventor de la Administración de Parques Nacionales.
El Plan Belgrano, quedará en manos del tucumano José Cano. Un plan de infraestructura en el NOA, con presupuesto de 50 mil millones de pesos en cuatro años y otros 10 mil millones de dólares en infraestructura en diez años. Premio para el hombre que mintió “fraude”, poniendo en jaque al sistema democrático, con la complicidad de un juzgado flojo de papeles. 
Francisco Cabrera en Producción. El presidente de la Fundación Pensar, pasó por Hewlett-Packard, Máxima AFJP, fue parte del Grupo Roberts y luego del HSBC.
Carolina Stanley en Desarrollo Social, es la hija del director del Banco Macro, Guillermo Stanley.
Andrés Ibarra es hombre del Grupo Macri, una pieza clave en la privatización del Correo Argentino; un emprendimiento que dejó una deuda de 528 millones de pesos, que aún reclama sin suerte la AFIP.
Rogelio Frigerio, en el ministerio del Interior. Fue secretario de programación económica de Roque Fernández, en el segundo mandato de Menem. 
Esteban Bullrich el ministro de la falta de vacantes, los containers y las aulas durlock porteñas; será el referente educativo nacional.
Un rabino, egresado de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, fue nombrado en Medio Ambiente.
Oscar Ahuad, alias "El milico", a Telecomunicaciones. Al gran amigo de Luciano Benjamín Menéndez, le encargaron herir de muerte a la Ley de Medios. Es el mismo Ahuad, que fue procesado poe un crédito de 60 millones de dólares, cuando estaba al frente de la municipalidad de Corrientes.
Terminando con la línea de ministros, ayer se cayó la CEO de General Motors, que fue pensada para conducir Aerolíneas Argentinas-Austral, Isela Costantini. Parece que el sueldo como funcionaria, no la tentó para dejar la actividad privada.
Claudio Avruj, actual subsecretario de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires, fue designado para conducir la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Entre 1997 y 2007, fue director ejecutivo de la DAIA, como hombre de confianza de Rubén Beraja y enfrentó a los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA, defendiendo la designación del Fino Palacios en la Metropolitana. 
Desde hace tres años, Avruj fue designado al frente del Museo del Holocausto y su hombre de confianza en la entidad, es Guillermo Yanko, actual pareja de Patricia Bullrich.
Se lo recuerda por haber cerrado el Programa de Atención a las Víctimas de Delitos Sexuales y los trabajadores de la subsecretaría lo acusaron de negarse a actualizar los haberes de los trabajadores contratados que se desempeñan en el Parque de la Memoria.
Para la ex SIDE, cuentan que hubo contactos con un viejo conocido de Macri: Miguel Angel Toma. El que ocupó el mismo lugar en tiempos de Duhalde y luego de visitar Washington en 2002, volvió con el libreto de la pista iraní para la causa AMIA. 
Y para el final, el caso Laura Alonso. La diputada no cumplía con los requisitos para la Oficina Anticorrupción, simplemente porque no es abogada, ni cumple con la antigüedad profesional en el Ministerio Público o en el Poder Judicial…
A la distancia pero con mucha agudeza, el Pepe Mujica sintetizó la fragilidad de esta torre de papel. Dijo que hay ciertos “temores” vinculados con la “estabilidad institucional” argentina; porque Cambiemos es un “dibujo político” que mucho le recuerda al gobierno de De la Rúa.

Gustavo Campa

0 comentarios:

 

Página/12

ElArgentino.com