LA SEXTA METAMORFOSIS Y LA CONTRA – OFENSIVA POPULAR DEMOCRATICA

martes, 22 de diciembre de 2015

LA SEXTA METAMORFOSIS 

Y LA CONTRA – OFENSIVA POPULAR DEMOCRATICA

 

 

PROLOGO DEL VIEJITO BIEN EMPILCHADO, CHIQUITO Y DE ANTEOJOS

       (Le dijimos que se quede con nosotros...)

 

 

Me jubilé acá (señala el edificio del Banco Nación, mientras en la Plaza se aguarda que hable Cristina)... Me trajo de la mano mi papá para el 17 de Octubre y de ahí en más vine a todos los 17 de Octubre. Nunca falto. Llueva o haga sol. Anque sea por un ratito es mi acto de presencia. Tenía 14 años cuando mi papá me trajo desde el puerto de la Boca adonde laburaba él. Pero vivíamos en Belgrano y, después, nos fuimos de vuelta a pata hasta mi casa. Si no, en esa época teníamos que pernoctar en algún hotelucho barato... (Cristina finaliza su discurso, afirma que en cada militante hay un dirigente...) Vine siempre... A ver cómo bombardeaban la Plaza. A ver cómo quemaban la Curia. La Libertadora después... ¿Argumentos?... Argumentos no tienen nunca. Les tirás un argumento y te devuelven una chicana. Los argumentos son para nosotros. Porque demostramos que no somos de la misma calaña... Así que siempre vengo. PERO COMO ESTO, NUNCA VI... Bueno, muchachos. En alguna otra nos volvemos a encontrar. Ya saben. El 17 de Octubre estoy acá.    

 

 

               METAMORFOSIS DEL CUERPO COLECTIVO

La capacidad del hombre para la metamorfosis, que tanto poder le ha conferido sobre todas las criaturas restantes, apenas ha sido enfocada y comprendida (...) Los signos en que reconocen la aproximación de un animal, o también de otro hombre, son signos en su propio cuerpo (…) Lo más elemental en todos ellos es que un cuerpo es identificado con otro (…) La propia identidad, que (el hombre) puede abandonar, se conserva en la metamorfosis. Puede ser esto o aquello, pero esto o aquello permanecen separados entre sí,

porque en el intervalo él es siempre otra vez él mismo.  

      Elías CanettiMasa y poder 

 

 

Expuestos al poder viral del verdugueo y sin embargo efectivos y virtuosos como Gobierno durante los últimos doce años, el pasado 9/12/15 la masa abierta de resistencia histórica creadora de la Argentina contra los invasores ingleses, actualizada por el movimiento obrero en 1945 inauguró su sexta metamorfósis democrática. 

Un breve repaso por las cinco anteriores capaz que nos revele características particulares de la que se abre, al cabo de una de una Plaza, el discurso de Cristina, y una multitud tan parecida y tan distinta, entre lo que sabemos del 17 de Octubre histórico cada uno a su manera – para nuestro Viejito LA PLAZA es un valor universal, alma y política a la par – tal como lo vivimos juntos durante la imborrable noche del Jueves 9. 

Acudo al término de metamorfósis política colectiva, en lugar del más espontáneo de resistencia (que es histórica y por ende personalizada en el “Resistiré”) por respeto a tres particularidades de la Jornada, evidentes por sí mismas: 

1. Perdimos unas elecciones, no el poder instituyente de la masa. Un festejo inédito en la historia universal de la Democracia. La Plaza es un indicio de su Contra – ofensiva. 

2. Fuimos vencidos no solamente por el Triunvirato Magnetto – Lorenzeti – Macri, sino por el dispositivo Buitre: Embajada, Derecha republicana gringa, Mossad. Como dijo mi amigo El Ñonga de Lanús para la asunción, al día siguiente, del hijo de Franco: “¡El Balcón parecía el Final de la Patagonia Rebelde!”...

3. La conducción de Cristina, lejos de desensillar hasta que aclare, se constituye masa abierta. Interior a cada quién y exterior a todos juntos, en una suerte de cinta Moebius, continuo y contiguo entre dos consignas: “Cada militante encierra un dirigente” y/o “Todos somos Cristina”.    

      

 LOS ATRACTORES Y LA MEMORIA

 

      El atractor es un conjunto en las que todas las trayectorias cercanas convergen.

                        Wikipedia 

 

Cabe aclararlo. No por haberse producido bajo el predominio del Partido Militar (desde 1930)  y/o la alianza Militar – Empresaria (a partir de 1976) las metamorfósis previas de la masa abierta de resistencia histórica, carecieron de carácter democrático. El liderazgo de Alem, la primacía moral de las obligaciones durante el abstencionismo de masas (había que tenerlas bien claras, paisano, para negarte a comer el asadito del terrateniente) lo demuestran. 

Sucede en cambio que el fenómeno, propio de cualquier partido – movimiento y/o de ideología radical,  no puede entenderse, ni entonces ni ahora, mediante la concepción clásica orgánica, verticalismo, vanguardias, líneas históricas, etc. sino más bien, en términos de Atractores de masa, entendidos como conciencia interior a la misma. 

Que no son fenómenos casuales ni tampoco lineales. Canetti los llama cristales de masa. Son los que descubren sus valores políticos en elencuentro con el Otro de la masa. Y no los cambian nunca más. Puede tratarse de individuos o identidades grupales, pero cuyos efectos colectivos en el sistema social (complejo y dinámico) presentan una evolución determinista bajo condiciones de Caos. Y en este caso se trata de políticas inducidas desde el dispositivo transnacional (masa de acoso) Global Buitre. 

¿O ha sido casual la cama que le hicieron en Asunción a quien, obviamente durante el Noventario, acostó en su cama mediática hasta el Trotskysmo?... ¿Es cierto, como me dijeron en la cola de super, que hasta a “los famosos les llega la hora”. Afirmar con inusitada honestidad pública, casi pedir perdón, haberse pasado la vida hablando de “negros de mierda, en mi boca estaba esa palabra”, es precio que está pagando la Casan con su encierro. Todo con el poder es tan  determinista como eso. Moria pagó por su metamorfosis. Y de paso cañazo, el presidente procesado la tiene servida acaso, en su primer viaje Mercosur, para ejercer lo que mejor sabe hacer...

Cualquier peronista las conoce, mantiene su memoria de masa (aunque más no sea por vergüenza, autolimitándote ante el verdugueo ambiente: “no somos de la misma calaña”...) acerca de las que fueron, además de colectivas, históricas, a saber: 

Primera Metamorfósis. Atractores: Resistencia peronista (1955...) Rebelión de Valle -  Huelga del Lisandro de la Torre – CONINTES – CGT de los Argentinos. 

Segunda Metamorfósis. Atractores: Cordobazo (1969) Orgas – Juventudes políticas – Triunfo electoral del FREJULI con la candidatura de Cámpora. 

Tercera Metamorfósis. Atractores: Ezeiza – 1° de mayo de 1974 -  UOM de Villa Constitución – Trabajo a Tristeza bajo la Dictadura – Madres de Plaza de Mayo – CTA – Movimiento de Jubilados – Piqueteros - Docentes. 

Cuarta Metamorfósis. Atractores: 19 y 20 de Diciembre 2001 – Discurso de Néstor Kirchner en la ESMA 2003 – Memoria Verdad y Justicia – Desendeudamiento, Recuperación de los Fondos del ANSES y No al ALCA 2005 – UNASUR – CELAC – Ley del Matrimonio Igualitario.

Quinta Metamorfósis: Atractores: Ley de Servicios Audiovisuales – Asignación Universal por Hijo - Estado Nacional Popular y Democrático – Recuperación de Yrigoyenismo - Despedida de Cristina, 9/12/15. 

Como puede verse más claro en las últimas dos, el fenómeno histórico excede y escapa a la vez a cualquier concepción clásica “orgánica”: verticalismo, vanguardias, lineas históricas, jefaturas, tropas, etc. Y sin embargo integran, las cinco ligadas entre sí, una masa de memoria, donde “un cuerpo es identificado con otro” como cosa del alma. 

    GRASA GARCA DE LAS CAPITALES, GRACIAS CHARLY

 

Imitación es algo externo, presupone algo que se tiene ante los ojos, cuyos movimientos se copia. (…) Una forma de transición de la imitación a la metamorfosis, que conscientemente se detiene a mitad de camino, es la simulación. 

             Canetti, ibid. 

 

 

Y nos vemos obligados de explicitarlos en términos, manyados muy por encima todavía, provenientes de la teoría del Caos, combinados con la fenomenología de Canetti, como los tratados en notas previas, mediante la conformación pre- electoral de la Masa de Acoso (Operación Nisman – Contra Anibal – Debate con Bonelli – Megadevualuación...) y Simulación política (o de anti – política) descargada finalmente en el “¡Que baile!... y me cago en el Balcón.  

Es interesante acudir, además, a ésta última para acceder a la clave del Verdugueo, como articulación subjetivada de la simulación democrática macrista.

Ellos son lo que hacen de nosotros. 

Si tomamos en cuenta que todas las órdenes (o zócalos televisivos) viven y mueren mediante dura la amenaza de muerte (así sea simbólica) podemos conseguir cierto entendimiento, que nos puede ser útil en la vida cotidiana, acerca de la construcción hegemónica del voto amarillo. Y la configuración individual del votante – verdugo, como el más satisfecho de los hombres, pues descarga su espanto mediante el asesinato simbólico del Otro.  

En efecto, si dejamos de lado al que votó engañado y es el primero que se va a quejar – nunca olvidemos el papel de los votantes de De la Rúa en su deposición insurreccional de Diciembre de 2001 - el País del Por Algo Será nunca fue, solamente, el país de los ñatos que “miran para otro lado”. 

Es por el contrario el de quienes disfrutan (ominosa, subrepticiamente) con el destino de las víctimas y eso no ha variado con la vigencia de las instituciones democráticas. Todo lo contrtario. Hace a la clase dominante como masa cerrada, cuyos atractores, a diferencia nuestra son externos. Teleguiados. Además, claro está, estos tiempos amarillos le darían vergüenza a Victoria Ocampo. ¿O no vieron el bochorno de la propia Magdalena durante la asunción? Esto es grasa garca de las capitales. Gracias Charly por rescatarnos otra vez de Los Dinosaurios. 

Así es como cada votante del FPV derrotado (la mitad menos uno del país) pudo percibir el estigma, sobre todo en las semanas iniciales, en su ámbito cotidiano, amigos, etc. En otras palabras, ha sentido en sí mismo, algo de lo que durante todos estos años ha sido descargado, con saña exclusiva ¿Sobre la figura de la Presidenta? No, sobre la humanidad de de Cristina, pues se trata de odio miméticoY de ahí, como contrapartida al interior de la masa abierta del Proyecto Histórico, del efecto de ternura expandida de la última Plaza, como inicio de la Contraofensiva popular. 

 

  EPILOGO DE LA RUBIA CON EL BONDI LLENO. 

            (El Niño Atractor)

 

Me senté en uno de los asientos que miran hacia el fondo y me puse a leer el diario (Página 12) En eso veo que el chico que se sentó al lado miraba el diario. Sería por los dibujitos de REP... Pero no, el chico LEIA... - ¿Te interesan las noticias? - Siempre leo diario de mi abuelo.  Así que pensé en Clarín, en La Nación, qué se yo. - ¿Y qué diario lee tu abuelo? Ahí la que contesta, en voz más alta, es la Mamá: - Lee el MISMO DIARIO QUE VOS. Y un viejo que acababa de pagar el boleto, se mete: - Mucha gente ha votado muy equivocada a este hombre... Entonces noté que uno más atrás se reía, otra que miraba y movía la cabeza, más allá alguien que se fijaba. Los cuerpos se movían mientras el diálogo nuestro seguía como si nada. Al llegar Once bajamos varias personas.  - Votaron al Diablo – dijo una. El Viejo le contestó que no. - Cómo le vamos a echar la culpa al Diablo – decía - si nadie lo conoce. VOTARON AL ANTICRISTO y ya va a ver cómo se dan cuenta... La mamá y el chico se fueron pero ella se despidió antes: - NOS VAMOS A ENCONTRAR EN LA PLAZA.  

 

Nicolás Doljanin

 

 

 

 

 

 


Ellos hacen mercadotecnia, nosotros arqueología ética de las masas

sábado, 5 de diciembre de 2015

Ellos hacen mercadotecnia, nosotros arqueología ética de las masas

 

TRES GOBIERNOS REVOLUCIONARIOS TRADUCIDOS 

LIBREMENTE PARA LOS HIJOS DEL BICENTENARIO  

(Parte Dos)

 

 

Los militantes sabemos cómo se le habla al Poder, por eso es que siempre (los opositores hoy oficialistas) van a decir soberbia”. 

     Sergio Escalante.

 

 

 

 

Apreciado Nicolás: He leído tu explicación para salvadoreños. Coincido con todo lo que escribís. Pero me parece que hace falta una parte. Si yo fuera salvadoreño, probablemente me haría la siguiente pregunta: Si los gobiernos K hicieron tantas cosas cosas buenas en estos doce años ¿cómo explicar que hayan conseguido menos votos? Más bien hubieran tenido que conseguir más votos. Estoy de acuerdo que conseguir el 48,5% después de 12 años de gobierno es algo muy honroso; pero esto no quita que el electorado bajó su nivel de confianza y dio el poder a Macri. ¿Los electores se dejaron engañar? Y en tal caso, ¿por qué funcionó el engaño? ¿Algo no se hizo de manera adecuada? Esta pregunta me hubiera hecho como lector salvadoreño de tu artículo.... Supongo que en Argentina debe (o debería) haber mucha gente con la misma pregunta. ¿No valdría la pena investigar? Un abrazo. Rogelio. 

 

 

 

 

Gracias infinitas por tu comentario, Rogelio: Los que se dejaron engañar, casi sin excepción, no son los electores sino nuestros candidatos. Y la mayor parte de nuestros cuadros intermedios, si nos atenemos a su melindrosa actitud frente a los autoconvocados – empoderados sobre el final de la campaña, todo por mirar qué mierdas hacía el macrismo que aprovechó “las víctimas de París” para apagarles las luces en Parque Centenario, siendo desbordados por el Soberano autónomo en el Obelisco. Preferiblemente los que frisan edades mayores a los treinta y/o les falta década y media más o menos para ser jubilados. 

En otras palabra, el equivalente (en masa) de los que votaron amarillo y ya están empezando a echar puteadas. Porque ese otro 25 - 30% que se mantiene ontológicamente  – a buen peruca, pocas palabras bastan – clavado en el “Viva el Cáncer”, nunca nos ha de faltar a los Argentos; ni aquí ni en el planeta globalizado de los primates. 

Ojalá sea en Democracia...

Y porque además, vos te diste cuenta, salieron a “militar” con fervor digno del jóven Grondona metiéndose ¡con una carabina! (por lo menos es lo que le contaba a Cafiero, ya “de vuelta” los dos y quedó debidamente registrado en el romancero liberal del Noventario...) dentro de la Catedral Metropolitana durante la charada del Corpus en 1955, previa a bombardear la Plaza de Mayo. 

Solo que esta vuelta lo hicieron como fiscales de Mesa, encendiendo la mecha de una mega – devaluación, el endeudamiento especulativo, como paso previo para el loteo del Estado, privatización de (los mandatarios) la función Publica. 

Ahora bien, Cristina hace por lo menos tres años advirtió que cualquier cosa que (le) pase miremos pal Norte. Hace año y medio que viene insistiendo en el empoderamiento y uno, en que va a ser el Pueblo (no los colores) y su protagonismo, el factor que defina la suerte del Proyecto Nacional, Popular y Democrático de aquí en más. 

Tres ítems impecables de conducción – organización que me da vergüenza mencionar ante Guanacos. Ya que la militancia apunta a reactivarse como hecho maldito del País burgués, y vos me picaste la lengua, ahora me toca traducir para Argentos fanáticos del Amor y la Igualdad.  

Entonces y yendo de atrás para adelante: 

Primero: Una semana más de calle y de campaña y nuestro candidato no solamente habría salido adelante con los números, habría sentido incluso lo que, modestamete, se siente un 17 de Octubre esta vez en clave de 6,7 y 8. Ahora bien, ¡qué carajos tenían que ver esos spots abrumadores de gorras azules tipo Estadio de Nuremberg a la vera de la Ruta 2! ¡Por qué tuvo que llegar a ese “debate”, montado como arena imperial por los Buitres, para recién entonces, al pasarle por el cuerpo lo mismo que a cualquier militante estudiantil primerizo despabila, dejar de lado “su trayectoria como deportista, todo lo que me preparé”, etc. y empezar a mostrar, en cambio, que no se trata de obtener un Charles De Gaulle, sino de encarnar el humilde Nosotros - Todos - Unidos - Triunfaremos, a pesar de doce años de odio, sexismo, psicopateo masivo, calumnias, insultos, desprecio, verdugueo, ninguneo y toda la garca -  grosería del Poder! 

No necesito decírtelo a vos porque lo conocés. Teníamos enfrente, a esas alturas, por mercadotecnia la simulación más exacta (y efímera) mientras que Nosotros lo vivimos concretamente, día por día en el ámbito de Templanza, durante estos doce años y sin gastar un solo mango: la alegría de formar parte de un Colectivo. Yo, caído del catre, también los hubiera votado.  

Segundo: ¿Qué pasó con nuestros muchachitos tan gallitos para la selfie, que no han sido capaces de "bajar" a tocar un timbre, durante todos estos años, otro que no sea el de la banca que ocuparon, muchas veces, sin más mérito que la militancia de los otros.... y de las otras?.. Soy de aquellos, vos lo sabés Rogelio, que terminamos demasiados enojados con el General. Pero ya mismo lo estoy viendo.... (Y digo Perón porque, si digo Néstor y Cristina, no va a faltar el buey corneta que diga que “nos faltó Néstor” o que Cristina “no escucha”...) Ya lo estoy oyendo, igual que puedo “revisitar” aquel 1ero de Mayo detrás de un vidrio blindado, cuando le dejamos la Plaza vacía. (Porque como se dijo: “Perón y Evita fallecieron juntos”. firma de Aurora Venturini, gran chamana de los perucas irredentos...) Lo que a su vez nos diría, pues, El Viejo: “Yo tuve una sola Evita y la puse a la par; ustedes tuvieron y tienen centenares de compañeras, dignas de su ejemplo. ¡Y dónde las dejan, pelandrunes!”... 

Cómo no nos iban a ganar, entonces, con Caperucita Gorila en la Provincia y cuatro o cinco reuniones de tuperware estratégicamente convocadas, si “los muchachos” todavía piensan que: 

1. La transversalidad no es más que un invento afrancesado de Néstor, una picardía del Loco (¡pero qué poderosa!) para ganarle al Intendente de Lomas la interna en el Pejota. Y no lo que efectivamente significa (además de concepto pescado en la estela del Mayo 68 francés...) dentro de nuestra historia propia. EL principio de ideología práctica – de carácter estratégico (no táctico) para el partido - movimiento de masa abierta - empleado por el coronel Perón en 1945. Incluso antes del 17 de Octubre histórico, si se lo mide sin lagañas macartas en la mirada. Vamos, el famoso a mi izquierda la pared que tanto enamora a los humildes. 

2. Dos períodos presidenciales (virtuosos, impecables) con una mujer a la cabeza de la Nación, permiten esconder sin embargo a todas las otras compañeras; llegando hasta la majadería de ignorar la Ley de Cupos. Y ni se diga en la vida (militancia) cotidiana... No quiero ni pensar qué es lo que siente la compañera Cristina cuando le dicen “Jefa”, pues que nos auto - designemos “su tropa” ya nadie ignora cómo le cae.... 

La simulación aquí (de parte del amarillismo) de  intensos cambios culturales (que se pueden sintetizar a futuro en el principio de Conducción de Genero compartidx...) producidos precisamente por obra y gracia de la Presidencia militante de Cristina, ha sido en cambio registrada por un fan nazi ecuatoriano; y tal no por nazi, sino que simplemente tuvo la oportunidad de participar (tiene memoria en el cuerpo) en las marchas de la Jotapé del 73; pero sí por ecuatoriano. Que de ser argentino, seguro no contaría con la distancia visual necesaria. O directamente dejaba prevalecer, en criterios políticos, su mímesis brutal con La Embajada, tal como los “renovadores” en su napa setentista (no la inimputable ucedeísta) de cambiar la militancia por el hacer guita.  

Tercero: Cómo pudo suceder que ni una sola voz compañera saliese, entre las PASO y las elecciones provinciales, a respaldar, incluso en legítimo desacuerdo con su candidatura, la denuncia pública de Aníbal del know how de la Verduga Chaqueña asalariada de “la Agencia”. Habrían bastado tres voces de nuestros jetones y esa incalificable jugada habría quedado neutralizada entre los votantes del Conurbano. ¡El tono colectivo que precisamente nos faltó mostrar ante el Soberano, para merecer su voto, durante todas las campañas y todo el año!

En otros términos, el gesto esperable y digno que hubiera sido de ALCA - Al carajo, Fidel desde las escalinatas de la Facultad de Derecho, etc. y a cabal altura de la revolución política de Néstor y Cristina, nuestros dos hermanos en Trelew. Pero en lugar de ese respaldo debido al tiempo latinoamericano que corre a través de las venas abiertas de las masas, quedó dilapidado en mostrenco silencio, miseria de punteros fallutos, rencores de taita berreta, pucheritos de gente grande y al pedo, patanes ilustrados, saltimbanquis ideológicos, lúmpenes solemnes, caretones chupacirio; todos ellos corriendo su carrera hacia el fantasma del Almirante Tessaire movidos por el solo afán de ver quien la tiene más larga. 

O en los últimos días, empeñados en resucitaciones bellacamente amarillas del “cafierismo” - vale decir aquel apoyo peronista al gobierno jaqueado de Alfonsín - que muy otras razones históricas de ser tuvo, tan distantes de la victoria actual del Partido de la Oligarquía y del país atendido por sus propios dueños mediante los gerentes, como lo eran las del golpismo militar puro y duro con la Patria emergiendo recién del genocidio político.  

No quiero ni imaginarme la pesadilla mental de estas tres consignas (para acudir al venerable léxico de nuestros años mozos) de Cristina tomadas al pie de la letra militante y en longitud de onda con cualquiera no menor de treinta tomado al voleo. 

Capaces de provocar los peores fantasmas sexistas (servidos por el odio mimético; el cristinismo les provoca repelús...) y como en cualquier represor – reprimido las ideas más peregrinas (generalmente provistas por los enemigos del Peronismo...) en las cabezas lavadas por el Noventario; tanto entre quienes “se quedaron” en la Plaza de Mayo aquel 1ero de Mayo de 1974 pero, sobre todo, dentro de las de aquellos que se arrepintieron de haberse mandado a mudar con el derecho biológico de la Juventud a equivocarse.

Las ideologías teóricas de Izquierda durante el Siglo XX quedaron clavadas, como se sabe, alrededor de la disyuntiva reforma o revolución. Sin desconocerla, las ideologías prácticas, el Peronismo entre ellas, experienciaron de sobra, como hecho maldito, como refugio colectivo ante el acoso de la clase dominante, los costos a pagar por reformas logradas democráticamente desde el Poder, e igual que el arraigo, sus efectos revolucionarios entre los de abajo. Y también es sabido que así es como nuestra generación diezmada – ciertamente igual que la de nuestros hijos hoy - se encuentran pues en la masa abierta del Peronismo,  por donde la disyuntiva ideológica clásica, pasa a ser una opción muy concreta de doble faz, entre el celo personal (responsabilidad política) y el celo militante colectivo (empoderar a los otros). 

Detrás de esta última – que ha sido prácticamente el leimotiv de Cristina, ideológicamente radical, durante buena parte de su segundo mandato constitucional - existe previamente también una lección histórica de masa en torno al Lider preservado atrás del vidrio oscuro en la que arraiga el imaginario nacional, popular y democrático. 

Primero como una masa doble (1ero. de Mayo de 1974) – de ahí el carácter histórico de la delicadeza de Néstor con Blumberg en su momento -  y después – al momento que la Alianza Militar – Empresaria, cocina ideológica del PRO, se sienta consolidada - directamente como la doble Plaza (cuando el Gral. Alcoholieri replica la parada desde el Balcón y  metidos de repente en una guerra de verdad, con la protesta previa apaleada en 1982...) una buena pregunta sería, entonces, qué es lo que pasa con las cabezas que quedaron modeladas, como clase de la Patria, como generación política, desde esta última.

Me hago preguntas acerca de personajes que además expresan, por derecha o por izquierda, sectores sociales. ¿En dónde les queda el Celo Colectivo?... ¿Son capaces, sin cuestionarse, de trascender en la práctica la ideología cotidiana del Exito y la Felicidad?... ¿Ponen el cuerpo en lo que dicen o poronguean?... ¿Se les puede pedir ánimos revolucionarios, entender a cabalidad la audacia político – ideológica sobre la que se construyeron paso a paso estos tres gobiernos?... 

Porque lo cierto es que a esta generación (anti) política - algunos incluso (y no precisamente de derecha...) llegan hasta la necedad de afirmar, todavía hoy, que “había que ir a las dos plazas” - pertenece etariamente la mayoría de los candidatos. De ahí mismo decidieron reclutar, a no pocos, los dos aprendices de Brujo que disputaron el dominio del Pejota en las épocas del Retiro Voluntario, Remis o Parripollo y pum – para arriba. No obstante la  excepción de peronistas notables como Aníbal, quien previamente al 2001 ha sido capaz de primordiar en su laburo el diálogo y no la represión de la protesta social en la Provincia; lo menos que puede decirse es que adolescen de cierta subjetividad seriamente limitada para hacerse cargo creativamente de que la Patria es el Otro.

Los dos, mi estimado Rogelio, jubilados para otros menesteres, hemos vuelto durante estos años impares a los textos de Simone Weil, al testimonio de los curas obreros, los días del Tío Cámpora, etc... Ni mamá, nipapá; la que te educa es TU plaza, adonde el deseo te colocó. Y el amor nos contuvo. En adelante, cada uno lleva consigo la suya (¡Otra que focus group!...) o sale del cuarto oscuro sin poder explicar qué votó en la urna. Se la milita o se la entrega al Sistema de Ordenes. Se la da o se especula con el premio. Y no es personalesta cordialidad extrema (2 de diciembre de 2015) entre el Ministro de Transportes saliente con el entrante, ni tampoco necesariamente sobreactuada. Para no espantar a nadie digamos que es “cultural”, sin dejar de recoger la críticas de los usuarios que califican directamente de boicot el mal funcionamiento, en las últimas semanas, de los trenes a la Zona Sur. En otras palabras, como hecho de Conciencia en la Política, es una de dos: Se trata siempre del amor de Evita o el espanto de Borges. Y no hay más vueltas que darle.  

Cuando Néstor ordena bajar los cuadros saca al país del paraguas de la OTAN, donde había permanecido incrustado, por lo menos para todos aquellos que somos hijos de la generación inmigrante – cabecita,  desde la masacre de Ezeiza de 1972, y adonde se aprestan a devolvernos con el servicio del Clero jerárquico - empeñado en que termine de ocuparnos cuanto antes la DEA - si no hacemos las cuentas ideológicas como es preciso, con celo militante, respecto de estos doce años de empoderamiento colectivo. 

No volveré a abundar (me remito a la nota anterior para Guanacos) acerca de la Primacía Moral de las Obligaciones sobre los Derechos. Contestes estamos de que nada fue magia, porque la relación de pares que se establece, gracias a este principio político, va desde Cristina hasta el último orejón del tarro empoderado. Pero justo y necesario sería, a su vez, la actualización yrigoyenista que se pregunte, con la honestidad del caso, cómo se las arreglaba Don Hipólito para persuadir a masas virtualmente iletradas (sin “discurso” pues para colmo orador no era...) que dejaran de acudir al asado y la fiesta del Patrón y se abstuviesen de dar su voto, durante toda la década previa a la promulgación de la Ley Sáenz Peña.    

Solamente ceñirla al único límite que así mismas se fijan nuestras prácticas  frente a los Hijos del Bicentenario, como siempre dice Cristina: mantener celosamente la muerte afuera de la Política, ahí mismo donde la situaron, con carácter histórico definitivo, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. 

Es el turno, entonces, de los Hijos del Bicentenario para encabezar la pasión por la Patria en los tiempos que se avecinan sobre América Latina. La misma cantidad de tiempo (una década + 2 años +) dispuso la Nación Argentina (¡Zamba, viejo,  solo y peludo!...) para formarlos militantes; que los tomados entre tanto por la Alianza Militar – Empresaria para modelar a sus gerentes – políticos con un Presidente electo procesado al frente de la Cosa pública.    

Y esta historia recién empieza a escribirse. 

Se la cuidará ámbito por ámbito, derecho por derecho, sea cual sea la designación colectivamente adoptada para manifestarse, sin aflojar el aguante, los ánimos en alerta y toda la onda. 

Porque los que vienen, son de cebarse en las víctimas, precisamente de tan suficientes que se pretenden en su poder ante la Política, ese artículo de primera necesidad para la Gran Masa del Pueblo. 

…La última vez que me tocó escribir algo parecido era periodista y estaba perdido de la mano de Dios en México. 

Los cables dan cuenta de la gran – manifestación - gran de masas contra la Dictadura Militar; en primera fila se reporta un recién liberado Lorenzo Miguel entre los restos lúdicos del Pejota… 

- Todo bien Loro, te perdonamos (también uno contó con algún patrón que le salvó la vida…) – me decía – pero este tema solamente se arregla – está escrito porque mi amigo Tatino y la Flaca Inés de Tlatelolco todavía se acuerdan: - El día que tengamos el Partido de los hijos de Las Madres de Plaza de Mayo….  

Y para no perder más el tiempo me fui a meter de cabeza en El Salvador, donde podía entenderse, a su vez, que un hombre nuevo siempre es posible, pero entre compañeros. 

Si lo  pienso, tampoco entonces había mucho más qué decir.      

               NICOLÁS DOLJANIN

 

 



 

Página/12

ElArgentino.com