...y que las pirámides quedan en Egipto? VAMOS A VOLVER, A VOLVER... DESAGRAVIO DE LA GRASA que no somos más que a los que propios y enemigos excluyen...

viernes, 12 de febrero de 2016

...y que las pirámides quedan en Egipto? 

VAMOS A VOLVERA VOLVER...

DESAGRAVIO DE LA GRASA que no somos más que a los que propios y enemigos excluyen...

 

 A FABIANA ALMEIDA.

 

NOS ESTIGMATIZAN COMO MILITANTES. NO SE PUEDE TRABAJAR EN EL ESTADO SIN TENER VOCACIÓN POLÍTICA, LA DE LABURAR PARA UN ESTADO POPULAR.”

                                                                                                                                                        COMPAÑERO MARTÍN:

Esto de hablar de Estado Popular, como lo hace el Compañero Martín recién despedido del Ministerio de Cultura, por orden de un verdugo que debutó en el oficio haciendo aca la legendaria revista El Gráfico y cargarse a sus propios compañeros de redacción, es de admirar por donde se lo vea. Pocas veces escuché tamaña reivindicación de la vocación política en un laburante de a pie. Casi seguro, que ni en medio de mi descuelgue setentista. Sin embargo “popular” referido al Estado le puede sonar tan extraño al oído medio de la Sociedad actual - con el régimen de La Cambiadora y las corporaciones lanzados a su desguace - como podría serlo para esa clase escuchar el término “desaparecidos” o “Derechos Humanos”, en plena dictadura Cívico – militar.

Uno se dice, aunque con todo no fue magia. Es tan cierto lo que vivíamos como es posta que nunca está muerto quien pelea. Y todo lo contrario sucedía hace apenas sesenta días, en las calles y en vos. Pero es verdad. Hablar de Estado Popular todavía es un tabú en la política.

Y tampoco falta el que califique de exagerado el parangón. Cómo vas a comparar este presente, un presidente de la Nación elegido por las urnas aunque, ciertamente, muy sui generis. Al punto de haber optado, claramente, por ser un régimen durante las primeras quince horas de su mandato. Para colocarla a la par de aquel pasado, la imposición política de las botas en 1976  - otra historia igualmente producida entre bastidores del poder con mayúsculas - pero sin elecciones democráticas...

Y que encima te digan hay que esperar... Esperar qué, si el régimen apenas cuenta con el 2 y pico por encima del 49% de los votos vencidos y se larga igual a hacer lo que hace. Salta a la vista de los pueblos de esta tierra que siempre habrá algo que los va a igualar a la trama de horrores milico - empresarios. 

Y mejor va a ser, por el contrario, que nadie se ponga a esperar - como sucedía en los Noventa - que vengan los sociólogos y los técnicos a constatarlo, a denunciarlo en un  panel, teorizarlo en una tesina, cuando ya es tarde para ponerse a contar los chicos que nacen desnutridos.

Estamos, de entrada, como describe Zaffaroni mientras se niega (y bien) a designar tanto despotismo como dictadura. Estamos ante una “acción colonizadora” sin pelos en la lengua. Que se despliega a través de la más cruda operación de Desalojo Social y Endeudamiento contra las clases trabajadoras obreras y profesionales, virtualmente inédita. Como relámpago en una jornada a pleno sol, desplomándose desde el Estado y en catarata a través de los Medios de Producción, perfila la política de desarraigo masivo tal vez más despiadada desde la utilización de tropas de línea por Roca. En menos tiempo y con plena admisión de los hechos por sus autores nacionales y transnacionales. Con lo que la designación al frente de la Cancillería de la República de un cuadro empresarial cooptado de larga data por el Departamento de Estado norteamericano, no es simplemente otro pleonasmo amarillo más.

A cualquiera que se lo proponga le sería suficiente, por otra parte, semblantear qué tipo de sujetos se integran dentro del régimen virreynal de la Cambiadora. Sin ninguna necesidad de pelarse las cejas en sus prontuarios periodísticos. Ellos te lo dicen abiertamente y sin ningún empacho. Ya se comprometieron a un Estado con 2 millones de trabajadores menos, más la tasa de Trabajadores Desocupados fija en el 25% de lxs argentinxs. Tanto como para empezar a ver el país que siempre soñaron. Ya que mientras se escriben estas líneas, la malaria le está cayendo encima a unos 27 mil empleados públicos y otros 25 mil en el llamado sector privado, que han quedado en la calle, y sin sujeto público que actúe por ellos. Más allá de las consultoras privadas - casi únanimes en la proyección - que contabilizan la escalofriante cifra de un millón de nuevos pobres en apenas sesenta días, con perspectiva de 2 millones hacia fines de 2016.

Para decirlo de una sola vez, el régimen virreynal de La Cambiadora está creando 50 nuevos pobres por día, sin nada que lo detenga.

Una buena pero que nadie la va a relacionar con los cumpas despedidos – empoderados de DerechosLos jóvenes de la misma edad que Martín en EEUU, acompañados de extendidas cantidades de mujeres por ejemplo, están rompiendo tabúes equivalentes al del concepto de Estado Popular y cómo. Esta misma semana llevaron al candidato presidencial demócrata Bernie Sanders a triunfar en “las PASO” de New Hampshire. Los términos del discurso se pueden considerar escandalosos: “Revolución”, “socialismo” y, de manera especial, algo que se oye exactamente igual aquí que allá: “Distribución de la Riqueza”...

 

 Snowden y la mano que mece la cuna del PRO

 

 

Y todo esto sucede al cabo de exitosos doce años de gobierno por parte del Proyecto Nacional, Popular y Democrático... Da para pensar mientras vemos qué hacer y nos untamos de plaza en plaza. Con escalas obtenidas de casi pleno empleo y reconocidas por organismos mundiales como excepcionales, dentro de un Mundo que viene de hundirse en una de las peores crisis, las famosas quiebras de Wall Street, para emerger sin haber podido salirse todavía, a través de horripilante fuga hacia adelante por parte de los Estados Profundos (como propone denominarlos el poeta y profesor Dale Scott...) Primero las primaveras (Tuñez...) auténticas árabes, enseguida (Libia, Yemen, Siria...) las “producidas”, intervenidas, desarrolladas hasta el paroxismo genocida sin límites, para salvarle los trapos al Imperio del Dólar, marcarle la cancha a China... La Tercera Guerra Mundial, como la definió meritoriamente el Papa Francisco, después de haber desautorizado a una de sus propias iglesias, la de Ucrania, sorprendida con las manos en la masas dentro de la movida de la OTAN, preparada desde Varsovia con mano de obra desocupada del Yihadismo aupado por Arabia Saudita, Qatar, Turquía, contra Siria y por elevación, Rusia... Entretanto la baja geopolítica en picada del precio del Petróleo. Las intenciones están claras: torpedear además, las economías populares de UNASUR. Desde hace dos años, se despliega una ofensiva para – política y corporativa mediática – guarimbas, cacerolazos y partidos judiciales locales lanzados, simultáneamente, contra Venezuela, Brasil y Argentina... Finalmente, tal parece haberles llegado la hora, por lo menos para nuestro país, de concretar la propuesta de la consultora BOOZ, ALLEN & HAMILTON (puerta giratoria de la CIA y el Pentágono, donde laburaba un tal Edgar Snowden, según descubrió Martín...) ¡hecha en agosto de 2001! a dos lúmpen – burgueses de Buenos Aires, sin negocio más importante que hacer y con “ganas de meterse en política”. ¿En qué consistía esa propuesta?  Textual: en el uso de fondos estatales para subsidiar la expansión acelerada de las diez empresas privadas más grandes de Argentina, con el fin de ofrecer una imagen de país en crecimiento... El desembarco amarillo constituye de este modo una conquista simbólica que ni sus propios abuelitos de La Fusiladora de 1955 se hubiesen animado a decir en voz alta... El Voto esta vez sin las botas – golpe bajo permanente del poder real mediante – requería de la creación previa de cierto estado de ánimo, su contagio psicópatico, para ser fabricado en las urnas, coronarse con un paso de baile en el Balcón. Y ellos lo imponen con potestad de nuevos adelantados del fascismo mundial de las finanzas - los llamados Buitres - esa gran máquina de hacer guita a costa de la gente más pobre de la Tierra y, obviamente, lo esgrimen sin ningún pudor.

¿Y por qué habrían de tenerlo?

En principio son conscientes de haberse puesto a la cabeza de una revancha global ejemplarizadora contra la Nación. La República Argentina gobernada por Cristina Fernández de Kirchner ha conseguido hacer aprobar en el seno de las Naciones Unidas una Resolución respaldada mediante el voto de más de 300 gobiernos contra esas prácticas, y que ya se considera histórica. Solamente la ignorancia nos priva de haber leído en algún diario, propio o ajeno, el inobjetable parangón que se merece con otra grossa de presencia similar previa en esos estrados. La líder Indira Gandhi, mientras presidía la India y perfilaba el Movimiento de Países No Alineados es un buen precedente internacional de Cristina y creo saber por qué nadie lo ha escrito.

La pregunta y el pudor, acaso, nos corresponden a todos nosotros.

De haber alcanzado lo que Bolívar y San Martín soñaron ¿los argentinos vamos a pasar a ser los carneros del planeta expoliado por el Capital?...

 

  Ningún error de Dios: Carneros

 

 

… Es la pregunta que se deben hacer estar haciendo en estos momentos de angustia infinita para un pibe como Martín, miles y miles de laburantes jóvenes, capaces y formados, tan perplejos ante la impiedad, como aquel votante descarriao de Cresta Roja, mientras les llovían encima las primeras balas de goma de Macri – Magnetto.

Lo cierto es, muchos de ellos se honraron ingresando a la vida adulta como laburantes y ciudadanos al mismo tiempo. Un privilegio histórico que no le cayó a ninguna otra clase desde que se abolió el Servicio Militar Obligatorio, por otra parte bastante trucho como rito de iniciación, represivo y disciplinador. 

El resultado de haber plantado, en el centro de las prácticas políticas,  un deslinde histórico (Juicio y castigo de Pedraza…) mandando “la muerte afuera de la política” lo hizo posible (pero, salvo Caló ante Paulón en Villa Constitución, cuántos otros deslindaron aunque sea simbólicamente...) Cae de maduro, Néstor y Cristina lo hicieron posible pero, de ahí a que se haga evidente desde capas geológicas previas, es el cantar de los cantares... 

En realidad todos nuestros Martines forman parte de una saga generacional de luchas y de construcción política y social desde abajo y sin asco hacia la humildad. ¡Cuántos Egos argentinitos -  ¡¡¡¡UYYY!!!!!! - han quedado por el camino si uno vuelve la vista atrás!... La saga que principia con los ya casi olvidados (en términos de alcahuetería mediática...) piqueteros de Cutral – Có y de Tartagal para culminar en los miles de profesionales y cuadros técnicos que nos colocaron el Barrilete Cósmico en el espacio. Y/o depararon a las mayorías productos culturales y arte de la mejor calidad, durante todos estos años.

Esta trama social de clases no es sin embargo comprendida a cabalidad ni siquiera al interior del partido – movimiento que logra concretarla, pero supone una revolución cultural a puro bombo y aulas conurbanas.

Esta incomprensión no se le debe achacar (solamente) a las superestructuras políticas. Estas permanecen refundidas en sus propias especulaciones de espacios de poder y por ratos es como pedirle peras al olmo y habrá que entenderlo. Sin calentarnos demasiado. 

La clase promedio que las sostiene en política, se formó como tal obligada a hacer salto de rana, cuerpo a tierra y carrera marrr con las ideas. Así hayan hecho la colimba militante con Cafiero, Menem o Duhalde, tal parece el 2001 les pasó a éstos nomás y  - puestos como mínimo ante su propio espejo - no hay qué se lo desmienta. 

¿Tendrán en cuenta la colimba de los Cafiero, los Menem o los Duhalde – que por lo menos desde el año 1973 - se efectuó históricamente bajo lo que, recién ahora, cuando nos vemos obligados a considerar otra guerra mundial en puertas, se conoce como los Ejércitos Secretos de la OTAN?... 

En consecuencia, bastante dudoso que alguno de ellos se abandone, así porque sí, a poner el cuerpo en un Pogo... Como es precisamente que resultaron re - significadas las ideas de Perón y Evita, entre las más amplias mayorías de los humildes de nuestra Nación, durante los años de la Década Ganada.

<Aunque sí resultaría de interés para el movimiento se pregunten, a sí mismos, qué diablos estaban exactamente pensando, mientras la Presidenta afirmaba cosas tales como: “Si me pasa algo, en serio lo digo, no miren hacia Oriente, miren hacia el Norte” o, mucho más acá, advertía acerca de lo políticamente inerte de “los colores” para batallar por la Presidencia... ¿Tomaron nota del peligro tal como lo hizo la lectura micro de los empoderados o solamente se sentirían con(vencidos) que era “parte del relato”?...>

La incomprensión importante sin embargo, es en rigor la del votante. Sobre todo dentro de la amplia franja etaria que sigue haciendo salto de rana cuando enciende el televisor... En el más amplio sentido del transeúnte cotidiano, el habitante corrido por la prisa habitual de las calles, las más amplias masas de la Sociedad, el Tiempo – Espacio dentro del cual se dirime, te guste o no, colectivamente, lo que vendrá...

El Papá y la Mamá de Martín, por ejemplo, creyeron les “podría ir mejor” con su pequeña inmobiliaria y, pese a todas sus advertencias, votaron amarillo. La Abuela en cambio no, porque por primera vez en su vida, dispuso de Jubilación y plata propia...

La mente que se la pasa haciendo cuerpo a tierra le importa un pito la política, porque todavía no registró la pertenencia social del Estado en su imaginario, simplemente actúa su interés inmediato.

El conscripto de la era del Troll solo requiere de una orden y al toque dispone de tips mediáticos inducidos por el miedo... de no contar con el orden.

Como en los Noventa ahora no va a contar con trabajo seguro. O cuando se le ocurra protestar por el sueldo, le van a mostrar la cola de los que están esperando ocupar su sitio por chauchas y palitos. Porque con La Cambiadora las políticas públicas van dirigidas hacia los que hasta ahora han sido “los más postergados” (parece mentira pero así lo dicen...) verbigracia las clases medias altas y altas.

Ese es pues “el territorio” amarillo.

Así las cosas y si hacemos un análisis genealógico fino acerca de cómo fueron fabricando ese votante la Máquina de Hacer Guita global y su Implante corporativo local el Estado ceo – fascista nos estaría augurando la mutación “democrática” del Voto Secreto y Obligatorio hacia el Voto Inducido por la Anti - política.

En particular, si a partir de los elementos que tomamos en cuenta para llegar hasra aquí, nos detenemos un cachito sobre las (qué rápido se olvidan...) operetas psico – políticas que en apuntes anteriores se han tratado, en lugar de que se pongan a hincharnos la paciencia a los afiliados, con indignado juicio en seco de “los mariscales de la derrota” - con tal de echarle el fardo a los otros - y/o se larguen a hacer ejercicios de metempsicosis convocando, como en algún cuento de Poe, el “Liderazgo del General Perón”.

La tensión existente entre el tiempo de las organizaciones sociales y los espacios de la representación política es parte del hardware del peronismo aún cuando ni se lo conocía como tema de la cibernética (que precisamente viene de “llevar el timón”...)Solo que, entonces, todo se arreglaba “entre Evita y el General”. El movimiento obrero era, además, de obreros en movimiento. Es sabido que el machismo – leninismo propio de los Setenta (y no los fierros) no dieron demasiada respuesta al tema de cómo nos mandamos, aunque algo - se sabe que la exclusión social es vergüenza de lesa humanidad con la pobreza - funca eternamente igual desde que existen la masa y el poder sobre esta tierra. En la reunión del PJ pasada tuvo que ser un consejero partidario de base, miembro de los Putos Peronistas, y no un capitoste (¡Compañera Norma Arrostito, Presente!...) el que la cantara más o menos clara, como viene la mano a nivel de la masa abierta. 

¿Todavía no les cayó la ficha (Al mercenario Durán Barba, pues sí...) que, entre otros igualmente verificables cambios históricos de la subjetividad argenta de masas, se ha producido uno no menor en el carácter de la conducción, y que las pirámides quedan en Egipto?

Todo porque, esto también hay que hacerlo notar, nada parece recordar necesariamente a los Noventa. Con aquellos sus Retiros Voluntarios, sus Parripollos, sus Remises, etc. y vos hacé la tuya, con los que muchos - varones sobre todo – también creyeron que “les iría mejor” en una Tercearizada en tiempos de Cavallo - y un Cavallo puesto sobre los umbrales de declarar inviables provincias enteras de la Argentina.

Y es para recordar – precisamente ahora - cómo era que se quedaban a mirar desde adentro de sus casas, durante la larga saga abierta en Cutral – Có y Tartagal, el paso de las largas Marchas Federales que consiguieron revertir aquella calamidad resignada – tres generaciones sin conocer lo que era tener un laburo fijo - mientras eran las mujeres las que salían a saludar su paso, arrastrando a los críos para solidarizarse abiertamente con los manifestantes.

Es probable que ahora, convertidos en doblemente abusados – de un solo saque como laburantes y como votantes - van a ser otra vez las mujeres quienes los volverán a sacar a las calles y a meterlos en alguna organización.

De hecho ha sido una de ellas, en propio cuerpo, el primer objeto de la violencia virreynal de La Cambiadora como régimen.

Y la alternativa hacia los votantes en las próximas elecciones necesariamente va a ser constituir una opción popular de fondo.  

Obviamente, más allá de la BANELCO 2 con Bostio y los trece del tránsfuga salteño del Opus. O si lo prefieren más acá. ¡Si hasta se parecen físicamente al Doctor Mattera, aquel que “sonreía como Perón” y enamoraba a los Grondona... Por lo cual nuestra opción va a ser irremisiblemente radical.  

Es decir, se trata de poner el cuerpo en la idea y no en la sonrisa. 

La idea de optar entre el Estado Empresario ceo – fascista ó el Estado Popular Democrático.

Entre paréntesis, dentro de este último incluso se admite ser conserva; en el primero, todo lo que te espera, como mínimo es una bala de goma por izquierda.

Y en el caso de que todos aquellos que nos reclamamos sujetos de una ideología basada en poner el cuerpo - a saber y por orden de aparición histórica en la lucha argenta de ideas y su metamorfósis militante: yrigoyentistas, socialistas, comunistas, peronistas, kirchneristas – fracasemos en hacerla participativa y de masa abierta, lo más probable va a ser que el vireynato amarillo consiga construirnos un candidato “opositor” propio.

Jurar ser honesto con el perro sentado en el sillón da para hacer cualquier cosa con la Patria... Ya se deja ver Lopérfido de los treinta asesinatos impunes en 2001. También el suegro de Massa picando nostalgioso en punta con el retrato de Videla. Se salen de la vaina sus intenciones más aviesas, imponer divisoria de aguas propia, entre lo que está bien (visto) y lo repudiable, mediante la reinstalación del Indulto...

Entonces el juicio mejor se lo dejemos a Micky Vainilla: “Ningún error de Dios”.

 

              “La masa es el poder”

 

 

Claro que sí. La afirmación pertenece a los trabajadores del proto - Estado Popular despedidos, que encabezaron días pasados una Ñoqueada que realizaron frente al Congreso de la Nación, en el marco de la ingente movilización que se encuentra protagonizando, a su vez, el Partido de las Plazas o las Plazas del Pueblo, a lo largo de todas las ciudades del país.

¿Cuántos son en total los desalojados?

No importa. Son lo que representan.

Los mejores hijos del Bicentenario de la patria.

Todos los que, con su trabajo cotidiano y su entrega amorosa a las tareas, han logrado subvertir cien años de paradigma “Gasalla” del Empleado Público, y restituyeron al Periodismo de Ideas su dignidad perdida en las hogueras mediáticas.

La gran anomalía de Néstor y de Cristina.

Desde Fabricaciones Militares Radio Nacional.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social al Afsca.

Desde el Ministerio de Planificación al Ministerio de Cultura.

Desde la ESMA recuperada al Centro Cultural Néstor Kirchner.

Desde la AFI hasta Tecnópolis y el RENATEA.

Desde el Canal Encuentro Pakapaka hasta el INVAP.

Desde la Secretaría de Agricultura Familiar a Ronda CulturalCePIALetras ArgentinasAfrodescendientes.

Desde la CNEA hasta el EcuNHI.

Desde el Banco Central a la Biblioteca Nacional...

…Desde las amenazadas organizaciones sociales de base, como la Tupac Amaru, hasta la penúltima cooperativa de Trabajo; eso que se denomina economía social, tal vez con un adjetivo leve y de transición. Obvia concesión a la idea dominante de un utópico derrame empresario burgués.

Porque la gran anomalía de Néstor y de Cristina, en el lenguaje clásico de cualquier peruca significa algo muy preciso: El pasaje de la Comunidad organizada al Estado Popular.

Las mayorías peronista y no han sido testigos de la acción desarrollada por el proyecto nacional de un Estado Popular. Han vivenciado que el planteo es incluir a todo el mundo, incluso a los que luchan por un gobierno obrero pero votan en blanco.

La gran deuda que los peronistas manteníamos con la generación del 17 de Octubre, la Resistencia y los Hijos de Trelew - forjada en el aprendizaje de que para el Proyecto Nacional y Popular, nunca podemos considerar lo mismo llegar al Gobierno y mantenerse que tener el Poder - ha sido saldada con un gobierno elegido por el Pueblo y capaz de prohibirse la represión de la Protesta Social y desechar, por primera vez en la historia del Estado nacional, la hipótesis de un “enemigo interno”, para desarrollar sus políticas de inclusión social y desarrollo productivo.

¿No es posible que sus herederos más lúcidos se constituyan en movimiento?

¿No es hora que reinicien como Sujeto la batalla de ideas en condiciones de resistencia a los ajustes, el desalojo social y la CEO-cracia?

¿Cuánto pueden esperar del Sindicalismo empresario, haciendo mutis y/o deshojando la margarita de los fondos, cuando no compartiendo listas negras con los CEOS, olvidado desde hace casi medio siglo de que nació con la changa solidaria, don de cada laburante al compañero desocupado?¿Cuánto pueden esperar de este PJ y parte de la fuerza propia que, todavía, no ejercen la templanza, ni siquiera se atreven a hacerse cargo de ciertos nombres propios de un sentimiento colectivo agraviado: Milagro Sala, por india y negra y solidaria; antes el de Anibal Fernández por transversal y estigmatizado por el Departamento de Estado; o el de Amado Boudou, por rubio y burgués, pero al que jamás le podrán perdonar desde la Oligarquía la recuperación de fondos públicos, que permitieron, a su vez, la recuperación nacional, popular y democrática del Estado?

¿Cuánto pueden esperar de una llamada clase política que ni siquiera es capaz de hacerse cargo de la mencionada Resolución histórica de Naciones Unidas, motorizada por la República Argentina, durante el gobierno popular de Cristina?

La alternativa para nuestra Sociedad y el pueblo en general significa,  además de tomar partido, la de ir construyendo su voto, cuerpo a cuerpo, en torno al arraigo definitivo de la concepción del Estado Popular, en las mentes y corazones de la gente de a pie. O soportar las calamidades que ha desatado el Estado Ceofascista - “las diez empresas privadas más grandes de Argentina” hasta que los nuevos Mitres - empoderados corporativamente que han sido en la sala de Torturas de Videla - vuelvan otra vez a construir por las propias candidatos propios y también, los ajenos.

Ojalá CADA 29 DE MES, siguiendo el ejemplo de las Madres bajo lo peor de la Dictadura Cívico- militar de 1976, los TRABAJADORES POR LA RECUPERACION DEL ESTADO POPULAR, nos hagan rememorar cómo es que silabea la palabra revolución la grasa que al son de sus tumbadoras echó a los Ingleses entre la Plaza de Lorea y las calles de nuestro San Telmo, acompañó a San Martín hasta el Perú, lloró a Dorrego, protegió a don Juan Manuel, secundó a Alem y alzó a Yrigoyen, inspiró el proyecto de una Sociedad de Productores Libres con el Pacto de Solidaridad de la FORA en 1905, se lavó las patitas en la Fuente, tumbó el Consenso de Washington la noche del 19 y 20 de diciembre de 2001, despidió victoriosa a Cristina el 9 de Diciembre...

El asunto es que nos encontramos con Martín justo que venía del Gaumont y yo, de cruzar Plaza Lorea. Le pregunté qué novedades tenía. En ese tono de maestro ciruela - parodia de fracasos previos, producto de los años viejos, las otras tierras, la orden de bajar los Cuadros -  le digo: 

- Cómo te ibas a creer que la mujer de Coto no la iba a odiar en el alma a Cristina, Tincho... Pero del nieto más chico, podemos esperar lo mejor ¿viste?

Y entonces se desató la conversa de donde extraje el epígrafe que encabeza este apunte pero lo que hablamos... cosa es de militantes.  

Ya lo decía Macedonio Fernández de otros que fueron jóvenes antes que ellos. Estos trabajadores son los hijos que todo pueblo quisiera tener.- 


Nicolás Doljanin con pinceladas de Enrique Aurelli- Templanza Suramericana - La Cámpora 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


0 comentarios:

 

Página/12

ElArgentino.com