Un estado de derecho para todos los Simón

jueves, 26 de enero de 2017


En TEMPLANZA SURAMERICANA militamos encomendados a la memoria de tres mujeres impares de nuestra patria: Alicia EgurenNorma Arrostito y Magdalena Nosiglia, a las que mencionamos por más cercanas a los recuerdos de hoy que, por ejemplo, nuestras Virginia BoltenMartina Chapanay o Micaela Bastidas, ya que las unas y las otras, y tantas más con su ejemplo, se actualizan en nuestras prácticas. 

No existiría ninguna necesidad de hacer públicas estas devociones compartidas, pues hablan suficiente por ellas nuestras humildes y gloriosas pecheras azules, como bien lo saben nuestros hermanos inundados o con sus campos incendiados por el agro – negocio y la angurria de los dueños del país convertidos en señores de la política. Sin embargo es cuestión de hacerlas explícitas toda vez que un energúmeno fascistoide, le aplica un rodillazo a Simón, el bebé de todos nosotros, mientras Simón aprende a caminar en la angosta vereda de la calle Defensa, y con un temple y entusiasmo que ya desearan para ellos.  

Simón ha nacido bajo un gobierno impar de doce años consecutivos, los dos últimos periodos comandado precisamente por una mujer, nuestra Cristina Férnandez de Kirchner, que colocaron a la Argentina,  a sus Hijos de la Tierra y a sus Hijos de Madre, entre los estados de la Esperanza en los podios y portales significativos del Mundo, mientras nuestro planeta se despeña hacia el caos económico, la guerra encubierta a escala global y una probable glaciación de la Tierra, de no mediar la acción conjunta de la Humanidad organizada sobre la amenaza de hombres sin templanza conductores del Capital y sus sistemas complejos, autorregulados e inteligentes. 

La ostentación de un arma de grueso calibre para la ocasión, donde cabría una simple disculpa, tan siquiera dirigida Liliana Correa, su atónita mamá, indican a las claras (la pareja del agresor brillaba por su auto - borramiento) qué tipo de sujeto arma el sistema, que reconvertido un Don Fulgencio cualquiera nos oferta a un Atila enloquecido, dicho esto con perdón de los Hunos y de todos los adultos que no tuvieron infancia.   

No se nos escapa que la amenaza del triste guapo con una pistola nueve milímetros contra nuestro compañero Enrique Aurelli, papá que interviene,  uno de los gestadores de la organización HIJOS y uno de los primeros militantes en secundar a Néstor Kirchner desde la fundación de La Cámpora, se inscribe en la paulatina imposición de un proto - Estado de Excepción, como lo demuestra la prisión política de Milagro Sala, y al mismo tiempo, el recurso cada vez más acentuado a elementos para – estatatales  de Represión, por parte de la corporación – mediática – judicial – transnacional (usurera) buitre – que encabeza Mauricio Macri. 

Un gobierno que pone en evidencia aquello para lo que justamente no fue votado,  pues con sus actos atenta contra el sistema democrático al incurrir – según el art. 36 de la Constitución Nacional  - en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento.  

Solamente la solidaria y pertinaz respuesta de los vecinos de San Telmo pudo conseguir la retirada del cobarde. 

La acción y las reacciones son a tres días de producidas lo suficientemente conocidas, estas líneas simplemente quieren ser el primer testimonio militante de nuestro Simón,  para cuando después de aprender a caminar le toque aprender a pensar,  sin odios y con toda su alegría que hoy nos regala intacta, de parte de lxs compañerxos que integramos TEMPLANZA SURAMERICANA – LA CÁMPORA DE SAN TELMO. 

NO VAN APODER Y NOSOTROS, VAMOS A VOLVER, porque 

LA PATRIA SIEMPRE ES EL OTRO. 

26 – 1 - 2017    

NIcolas Doljanin - Ilda Marques


0 comentarios:

 

Página/12

ElArgentino.com